Edición Impresa

Los atraparon mientras robaban una panadería

El lunes a la noche, cuando la coqueta panadería de avenida Pellegrini y Maipú estaba por cerrar, tres muchachos armados ingresaron con fines de robo. Los maleantes maniataron al encargado y a un empleado del local pero cuando estaban por concretar el golpe fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico.

Miércoles 01 de Abril de 2009

El lunes a la noche, cuando la coqueta panadería de avenida Pellegrini y Maipú estaba por cerrar, tres muchachos armados ingresaron con fines de robo. Los maleantes maniataron al encargado y a un empleado del local pero cuando estaban por concretar el golpe fueron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico. En la resolución del hecho fue determinante el rol de un vecino que, al ver la situación, llamó rápidamente al 101. A los delincuentes, dos de los cuales cuentan con antecedentes penales, les secuestraron dos pistolas: una calibre 9 milímetros con numeración y una Bersa calibre 22, además del dinero que habían sacado de la caja.

Fue a las 21.30 de anteayer en la panadería y bar Distinción, ubicado en la esquina de Pellegrini y Maipú. A esa hora, en el interior del local de dos plantas, un subsuelo y frente vidriado quedaban sólo el encargado, de 47 años, y un empleado, de 20, que fueron sorprendidos por el ingreso de los tres maleantes que en ningún momento ocultaron sus intenciones: uno se abalanzó sobre el empleado y otro sobre el encargado. De este primer cruce, el empleado se llevó un corte en la cabeza producido por un culatazo. "Deben haber tenido el dato de que había más dinero que el de la caja porque se repartieron por todo el negocio para buscar más plata", indicó un vocero policial.

La búsqueda. Según fuentes policiales, con el encargado dominado y boca abajo en la zona de la caja, los maleantes empezaron a buscar el botín. Uno fue hacia la planta alta, donde están los baños, una oficina y algunas mesas, llevando como escudo al empleado golpeado; otro fue hacia el subsuelo; y el tercero se quedó con el encargado. Pero un vecino que pasaba por el lugar vio los movimientos extraños y llamó al 101. En menos de cinco minutos, a las puertas de La Distinción, llegaron dos patrullas del Comando Radioeléctrico. A partir de ese momento todo se precipitó. Los policía entraron al salón de ventas y controlaron al ladrón que encontraron más a mano secuestrándole una pistola Bersa calibre 22 LR con 4 cartuchos. Fue entonces que se anoticiaron dónde estaban los restantes delincuentes.

Estos, al escuchar el ingreso de los uniformados, tomaron distintos caminos. El que estaba en planta alta se encerró en el baño de mujeres donde finalmente lo detuvieron después de que se deshiciera de los 1.438 pesos que había sacado de la caja y que arrojó bajo la ducha, y una pistola calibre 9 milímetros con 8 cartuchos en su cargador que escondió en un cesto de residuos. En el subsuelo fue detenido el único ladrón que no llevaba armas. Los detenidos fueron identificados como José M., 19 años; Ariel Pablo S., 18; y Walter Gastón C., de 19.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS