Edición Impresa

Letta conformó gobierno en Italia tras dos meses de estancamiento político

La gran coalición. Angelino Alfano, mano derecha de Berlusconi, será vicepremier y ministro del Interior. El nuevo gabinete juramentará hoy.  

Domingo 28 de Abril de 2013

El político italiano de centroizquierda Enrico Letta logró ayer el respaldo de otros partidos para formar un gobierno de coalición que incluirá a uno de los más cercanos aliados del ex primer ministro Silvio Berlusconi como viceprimer ministro y ministro de Interior. Letta, primer ministro designado, se reunió con el presidente Giorgio Napolitano tras conversar con Berlusconi y líderes de su partido de centroderecha Pueblo de la Libertad (PDL) para confirmar que había alcanzado un acuerdo que allanaría el camino para la formación de un gobierno, dos meses después de las elecciones parlamentarias. Está previsto que el nuevo gobierno preste juramento hoy. "Espero que este gobierno pueda comenzar a trabajar rápidamente con el espíritu de una cooperación ferviente y sin ningún prejuicio o conflicto", declaró Napolitano a la prensa.

Poder tras bambalinas. El secretario del PDL, Angelino Alfano, será viceprimer ministro y ministro del Interior, lo que dará a la centroderecha una poderosa voz en el corazón del nuevo gobierno. El director general del Banco de Italia, Fabrizio Saccomanni, se hará cargo de la cartera clave del Ministerio de Economía, mientras que la ex comisaria europea Emma Bonino será la nueva ministra de Relaciones Exteriores.

El gobierno, que Letta dijo que tendrá un número récord de ministras mujeres, tomará juramento hoy y se prevé que el primer ministro designado se presente ante el Parlamento mañana para buscar un voto de confianza.

Ayer, Letta, de 46 años y subjefe del Partido Democrático (PD) de centroizquierda, estuvo reunido por más de dos horas con Berlusconi, quien no será miembro del gobierno, pero seguramente jugará un importante rol tras bambalinas. Letta es de tendencia más a la derecha del PD y sobrino de uno de los más cercanos asesores de Berlusconi. No se había podido llegar a acuerdo previamente debido a diferencias entre los distintos partidos sobre puestos ministeriales y cuestiones políticas, principalmente la exigencia de Berlusconi de eliminar el impopular impuesto a la vivienda IMU, una acción que restaría 8.000 millones de euros al plan presupuestario italiano de este año.

La formación del nuevo Ejecutivo de Italia, la tercera mayor economía de la zona euro, permitirá poner fin a dos meses de bloqueo político, después de que las elecciones de fines de febrero dejaron un Senado sin mayorías claras que, hasta ahora, no permitió la investidura de un Ejecutivo y ha impedido cualquier esfuerzo para poner fin a la recesión.

Prioridades. Letta dijo que sus prioridades serán impulsar la economía y combatir el desempleo, restaurar la confianza en las desacreditadas instituciones políticas de Italia e intentar que Europa gire desde una postura de austeridad a una que se enfoque más en el crecimiento y la inversión.

Berlusconi, que enfrenta batallas legales por una condena por fraude tributario y cargos de pagar por sexo a una menor de edad, ha presionado para que el gabinete incluya a cercanos aliados políticos suyos y ha rechazado a tecnócratas como los que sirvieron durante el gobierno del primer ministro saliente, Mario Monti.

En otras carteras, Anna Maria Cancellieri —la ex funcionaria de la policía que sirvió como ministra del Interior en el gobierno de Monti— se hará cargo del Ministerio de Justicia, mientras que Enrico Giovannini, director de la agencia de estadísticas ISTAT, será el nuevo ministro del Trabajo. El movimiento centrista de Monti, Elección Cívica, obtuvo una presencia casi simbólica en el nuevo Ejecutivo a través de Mario Mauro, que se hará cargo del Ministerio de Defensa.

El rechazo de la izquierda. Letta ha tenido que luchar con una fuerte resistencia en partes del Partido Democrático para lograr un acuerdo, aunque sea temporal, con Berlusconi, que ha sido el enemigo jurado del partido por casi 20 años. La otra principal fuerza política en el Parlamento, el movimiento antisistemas 5 Estrellas de Beppe Grillo, ha descartado integrar un gobierno formado por los dos principales partidos. La izquierda tiene la mayoría absoluta de la Cámara de Diputados, mientras que el Senado, cámara sin la que es imposible gobernar, está dividida en tres bloques: PD, PDL y el Movimiento 5 Estrellas (M5S).

En una de las últimas entradas de su blog, Grillo volvió a arremeter contra la formación de este gobierno de unidad encabezado por Letta, pues, a su juicio, "el Ejecutivo que está naciendo es una acumulación digna del mejor bunga-bunga", en alusión a la expresión utilizada para definir algunos episodios de índole sexual que supuestamente tuvieron lugar en las fiestas de Berlusconi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS