Edición Impresa

La rabia del futbol

Parado, en la casa de un conocido, tengo la desgracia de poder presenciar la rabia del fútbol, la que llega al corazón de las personas. Esas personas que durante las jornadas familiares se ven...

Jueves 10 de Abril de 2014

Parado, en la casa de un conocido, tengo la desgracia de poder presenciar la rabia del fútbol, la que llega al corazón de las personas. Esas personas que durante las jornadas familiares se ven civilizados, hoy son animales dominados por las pasiones más frías. Ya, en su estado animal, festejan las faltas de su equipo y se quejan de las que les cometen a ellos. Son ellos los que proliferan la violencia a prima facie, sin embargo no acepta su participación en la ira y la rabia colectiva. Sus insultos, agravios y maldiciones son la falacia que fomenta un odio por un color. A falta de nacionalismo, a falta de una patria formada, su necesidad de identificación surge del fango personalista, dirigidas a un color inerte y carente de racionalidad. ¿Cuándo la Argentina va a despertar? ¿Cuándo seremos humanos otra vez?

Matías F. Meza
DNI 34.215.551

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario