Edición Impresa

La primera vacuna contra el dengue obtuvo alentadores resultados

Enfermedad viral de rápida expansión que amenaza prácticamente a la mitad del planeta. Probada en Asia, logró el 88,5 por ciento de efectividad contra las formas más severas del mal.  

Martes 15 de Julio de 2014

La primera vacuna contra la fiebre del dengue y la fiebre hemorrágica del dengue —forma de la enfermedad más severa— demostró una moderada eficacia para el primer caso (casi 60 por ciento) y una alta eficacia para el segundo (casi 90 por ciento), según reveló la prestigiosa revista médica The Lancet, de Inglaterra.

La publicación brindó los resultados detallados del primer estudio de eficacia de fase III de la vacuna desarrollada por la compañía francesa Sanofi Pasteur. La prueba fue conducida en cinco países de Asia golpeados por la enfermedad e involucró a 10.275 niños sanos.

El dengue infecta a unos 100 millones de personas cada año. Transmitido por mosquitos, representa una amenaza para cerca de la mitad de la población mundial.

Argentina sufrió una epidemia en 2009, con 27.000 casos registrados y cinco muertes ocurridas en provincias del norte. Durante 2013 se contaron 2.718 contagios, fundamentalmente en Salta (que limita con Bolivia) y el Chaco.

Los resultados del estudio de la vacuna en Asia mostraron una eficacia global contra el dengue sintomático de un 56,5 por ciento en niños de entre dos y 14 años de edad luego de la tercera dosis del esquema de vacunación.

El análisis mostró un 88,5 por ciento de reducción de la fiebre hemorrágica por dengue, la forma severa del dengue, y también exhibió una importante reducción clínica en el riesgo de hospitalizaciones por dengue de un 67 por ciento.

Pese a los resultados de la vacuna, igual persisten las preguntas sobre cuánto puede ayudar a combatir la enfermedad tropical de crecimiento más rápido en el mundo y una amenaza para casi la mitad de la población mundial.

Ello atendiendo a que ofreció poca protección a los niños pequeños —los que corren mayor riesgo de contraer el dengue— y resultó especialmente ineficiente frente a una de las cuatro cepas de la enfermedad viral.

Los resultados sugieren que la nueva vacuna actúa mejor como estimulador inmunológico para pacientes con exposición previa, y por lo tanto, podría ser más útil en las regiones tropicales donde el dengue es común, más que como vacuna para los turistas.

Como no existe una vacuna por el momento, el nuevo medicamento podría ser un arma importante en la lucha.

"Considerando la elevada carga sanitaria en países en que el dengue es endémico, esta posible vacuna, a pesar de tener una eficiencia general moderada, podría tener un efecto sustancial en la salud pública", escribieron los científicos responsables del estudio.

El estudio fue liderado por Maria Rosario Capeding del Instituto de Investigación para Medicina Tropical en Las Filipinas, y fue financiado por Sanofi.

También conocida como "fiebre rompehuesos" debido al agudo dolor que puede provocar, la mayoría de los pacientes sobreviven al dengue, pero la enfermedad mata a un total estimado de 20.000 personas cada año, muchos de ellos niños, y motiva una hospitalización cada minuto en todo el mundo.

Los resultados de este primer estudio a gran escala en Asia serán complementados por los resultados de un segundo en Latinoamérica y el Caribe, que incluyó a más de 20.000 niños y niñas y adolescentes de entre 9 y 16 años de edad de Brasil, Colombia, Honduras, México y Puerto Rico.

El dengue es causado por cuatro serotipos del virus.

Actualmente, no hay tratamiento específico disponible para el dengue. Es una prioridad de salud pública en muchos países de Latinoamérica y Asia donde regularmente ocurren epidemias.

Sanofi aún prueba su vacuna en 20.000 niños en América Latina y Guillaume Leroy, jefe de su programa de vacuna, dijo que esperaría por los resultados de ese último estudio —que se conocerán a final de año— antes de buscar la aprobación de los reguladores en países endémicos el próximo año.

El estudio confirmó la alta carga de la enfermedad: uno de cada 20 niños en el grupo control sufrió de dengue anualmente.

Laboratorio

La compañía francesa Sanofi Pasteur ha invertido 1.800 millones de dólares en los últimos 20 años en el desarrollo de la vacuna y está varios años adelantada a sus posibles competidores. Ha construido una fábrica especializada en Lyon, en el sur de Francia, con capacidad para producir 100 millones de dosis al año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS