Edición Impresa

La depredación de los mares es causante de esclavitud infantil

En Asia niños y adultos son vendidos a los barcos pesqueros para que trabajen años en alta mar, sin paga y hasta 18 horas por día

Sábado 26 de Julio de 2014

La disminución global de las poblaciones de animales salvajes profundiza los conflictos violentos, el crimen organizado y el trabajo de niños esclavos, señaló un artículo publicado en la prestigiosa revista Science.

De acuerdo al estudio, "la obtención de alimentos de animales silvestres de mar y tierra provee más de 400.000 millones de dólares, es el sustento del 15 por ciento de la población global y la principal fuente de proteína animal para más de 1.000 millones de los habitantes más pobres del planeta".

Pero la rápida disminución de las especies aumenta la demanda de trabajo esclavo. Los barcos tienen que viajar cada vez más lejos y en condiciones más difíciles para encontrar peces, por lo que niños y adultos de Birmania, Camboya y Tailandia son vendidos a barcos pesqueros en los que permanecen varios años en el mar, sin paga y obligados a trabajar 18 o 20 horas al día.

"Hay un vínculo directo entre la escasez de vida silvestre, la demanda de mano de obra esclava y este drástico aumento de la esclavitud infantil", dijo Justin Brashares, de la Universidad de California, Berkeley, EE.UU., autor principal del estudio.

Esta explotación también ocurre en Africa, donde la gente que solía encontrar alimento en los bosques vecinos ahora debe viajar varios días para encontrar sus presas.

Por otra parte, la globalización de los mercados sin precedentes elevó el valor económico de lo que está en juego. La elevada demanda contribuyó para que los productos de elefante y rinoceronte tengan precios sin precedentes.

El marfil de colmillo de elefante alcanzó los 3.000 dólares el kilogramo y el de cuerno de rinoceronte subió a 60.000 y hasta 100.000 dólares el kilogramo. Los defensores de los animales están señalando a China como la culpable.

Naciones Unidas estima que cada año se matan entre 20.000 y 25.000 elefantes en Africa, de una población de no más de 650.000.

"En Africa los yanyauid, el Ejército de Resistencia de Dios, Al Shabab y Boko Haram cazan elefantes y rinocerontes para obtener marfil y cuernos con los que financian sus actividades terroristas", agrega el artículo.

Los investigadores urgieron a que las organizaciones "que trabajan para contener los conflictos sociales encaren la disminución de la fauna silvestre como una de las causas".

"Hay que pasar más allá de las reacciones superficiales a la cacería de elefantes y rinocerontes para considerar el destino de los miles de millones de personas que dependen para sus ingresos y su comida de la fauna silvestre que desaparece rápidamente".

El estudio resalta, sin embargo, algunas medidas que sí pueden funcionar. Cuando los gobiernos locales le dan a pescadores y cazadores el acceso exclusivo a ciertas áreas, dicen los investigadores, pueden reducirse las tensiones sociales.

En este sentido, destacan cómo está estructurada la pesca de la isla Fiji en torno a derechos territoriales y resaltan las políticas proactivas en Namibia que han ayudado a reducir la caza furtiva en el país.

El estudio encontró que el tráfico de seres humanos está creciendo en todo el planea y eso demuestra las conexiones entre la reducción de pesquerías y la explotación humana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS