Edición Impresa

Kate y el príncipe Guillermo tuvieron su primer hijo, tercero en la línea del trono

Fue un varón de casi cuatro kilos. Su nombre era un misterio. Los ingleses celebraron con entusiasmo en las calles y las redes sociales.  

Martes 23 de Julio de 2013

Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo, dio a luz ayer a un niño, tercero en el orden de sucesión al trono del Reino Unido. El anuncio oficial lo hizo el palacio de Buckingham, frente al cual se había reunido una multitud de entusiastas.

"No podríamos estar más felices", dijo el príncipe Guillermo sobre el nacimiento de su hijo. El anuncio inundó de inmediato las redes sociales y fue recibido con aplausos de parte de los turistas agolpados frente a las pesadas puertas enrejadas de Buckingham.

El niño "nació con buena salud", precisó el texto. "El bebé pesó 8 libras y 6 onzas (3,8 kilos). El niño y la madre están bien. El padre, el príncipe Guillermo, asistió al parto como lo había anunciado", agregó el palacio.

La misma fuente indicó que la reina Isabel II y el duque de Edimburgo (bisabuelos), el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles (abuelos paternos), el príncipe Harry (tío del niño) y las dos familias, entre ellos Carole y Michael Middleton, los abuelos maternos, "fueron informados y están felices por la noticia". "Mi mujer y yo estamos locos de alegría por la llegada de mi primer nieto" confirmó poco después el príncipe Carlos. "Es un momento importante para nuestra nación", dijo el primer ministro británico David Cameron.

Poco después del anuncio oficial, un automóvil negro abandonó la maternidad St Mary con un agente que llevaba una misiva. Se dirigió bajo escolta policíaca hasta el palacio de Buckingham, residencia londinense de la reina. La misiva, una proclamación firmada por médicos reales con la hora del nacimiento y su sexo, fue colocada en un caballete en el patio de Buckingham. Esta tradición se inició hace 31 años, cuando nació William.

Un pregonero oficial con vestido de colores rojo y oro dio a conocer la noticia, con una poderosa voz, en el patio del palacio.

El nombre del bebé podría no ser revelado antes de varios días: los británicos tuvieron que esperar una semana antes de conocer el de Guillermo, y un mes el de Carlos. La prensa del mundo entero esperaba el nacimiento del "bebé real", luego de la admisión en la mañana de ayer de Kate en el hospital St Mary de Londres. El parto no presentó dificultades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS