Edición Impresa

España prevé una drástica baja del número de inmigrantes hasta 2010

España prevé una drástica reducción a la mitad del número de inmigrantes que entren al país en los próximos dos años, pasando de casi 960 mil extranjeros registrados durante 2007 a unos 442 mil en 2010.  Aumenta la expectativa de vida.

Jueves 22 de Enero de 2009

España prevé una drástica reducción a la mitad del número de inmigrantes que entren al país en los próximos dos años, pasando de casi 960 mil extranjeros registrados durante 2007 a unos 442 mil en 2010.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer ayer el informe "Proyección de la Población 2008-2018", que revisa las magnitudes demográficas en el futuro inmediato tratando de conjugar previsiones en tres parámetros: mortalidad, fecundidad y migraciones.

Los datos del INE, sujetos a numerosas variables, predijeron que la inmigración sufrirá una severa corrección durante los próximos tres años. En concreto, se prevé que la entrada de extranjeros a España se estabilice hasta 2018 en una media anual de entre 400 mil y 500 mil personas.

En el período 2004-2008, la cifra media de inmigrantes registrados osciló entre los 700 mil y los 800 mil.

Este descenso, entre otras razones, supondrá que España alcance una población de 49 millones de habitantes recién en 2018, un incremento muy inferior al de los últimos años.

Si durante el período 2002-2008, la población residente en España creció a un ritmo medio de 720 mil habitantes al año, gracias fundamentalmente a la inmigración, en el próximo decenio, ese aumento se situaría en las 380 mil personas.

Actualmente, hay 45,2 millones de habitantes en España. Un 10 por ciento son extranjeros.

Tendrá más ancianos. Por otro lado, el INE subrayó que el aumento de las expectativas de vida provocará que la población española siga envejeciendo a lo largo de los próximos años. El grupo de mayores de 64 años crecerá por encima del 19 por ciento, casi un millón y medio de personas más.

El informe también pone de relieve que la población entre 16 y 64 años crecerá un 4,7 por ciento, los menores de 15 años aumentarán un 13,1 por ciento y los mayores de 64 años se incrementarán un 19, 2 por ciento, por lo que la tasa de dependencia crecerá seis puntos porcentuales (del 47 por ciento actual al 53 por ciento) en una década.

El crecimiento de la población, que en 2007 subió un 1,8 por ciento (a un ritmo de 720 mil personas entre 2002 y 2008), será más lento. Se irá desacelerando hasta incrementarse en una tasa del 0,7 por ciento en 2010, y desde esa fecha, se estancará hasta crecer en torno a 380 mil personas por ello. Sin embargo, dado el elevado dinamismo demográfico de los últimos años, España superará los 49 millones de residentes en 2018, colige el estudio del INE.

Se prevé que la expectativa de vida crecerá dos años para los varones y un año y medio para las mujeres.  (AP y DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS