Edición Impresa

El tuitero que conmocionó a la farándula amenaza a los políticos

Su identidad habría sido descubierta. La versión más fuerte sostiene que tiene 22 años y vive en Campana con su abuela. Camus Hacker saltó de Twitter y comenzó a promocionar su página.  

Lunes 27 de Enero de 2014

El tuitero que sacudió como un terremoto el inefable mundo de la farándula la semana, y cuya identidad ya fue descubierta, ayer contraatacó y dijo que ahora publicará fotos comprometidas de políticos, y comenzó a promocionar su página web. Según él mismo publicó, estará disponible hoy. Camus Hacker aún no dio a conocer la dirección exacta, pero ya cientos de usuarios le preguntaron qué nuevas imágenes dará a conocer.

"Estoy subiendo todas las fotos que tengo a mi pagina web. Camus Hacker @camushacker— Mi pagina esta en construccion pero para el lunes estara lista con fotos y videos comprometedores. El lunes sabran con quien se metieron", publicó en Twitter.

Camus Hacker publicó fotos privadas de actrices, modelos y hasta deportistas, presuntamente tomadas esas imágenes en forma remota a través de las computadoras de los afectados. Coki Ramírez, Verónica Lozano, Fátima Florez, Sergio "Maravilla" Martínez y otros más fueron las víctimas.

El hacker, identificado en su cuenta como un personaje de los Caballeros del Zodíaco dijo que tenía 27 años, que era analista de sistemas, que trabajaba en una empresa y que las "filtraciones" en la red eran sólo un pasatiempo.

Al parecer, su nombre real es Emmanuel Carlos Ioselli, su madre dijo que tiene 22 años, vive con su abuela paterna en Campana, no es ingeniero y no trabaja. Además, aseguró que las fotos y videos que subió se los pasaron y que él le prometió que tiene su computadora limpia y que la entregará a la policía.

La mujer, llamada Analía, aseguró que su hijo "es un parásito de la computadora, perdió el 70 por ciento de la vista". Dijo que Emmanuel "no fue capaz de actualizarse el WhatsApp en su celular".

Ayer, la abuela del supuesto hacker dijo que su nieto "es fóbico, vive encerrado en la casa con la computadora. Lo crié sin lujos y como pude con lo que saco de la peluquería que tengo y de la venta de pizzas que hago. No creo que él haya podido armar una cosa así".

Pero anoche, Camus tuiteó que el pretendido desenmascaramiento es falso. "Volvi por el simple hecho de que no puedo creer que de verdad soy ese tal emanuel, pobre chico le van a entrar a la casa y no es el ja ja Emmanuel noCamus". Esta vez la cuenta estaba modificada y apareció como "@hackers—camus Ingeniero en IT // Analista en redes y sistemas informaticos. Cuenta recargada porque me bajaron la original".

Más adelante, Camus tuiteó: "?@hackers—camus 2 h @jorgeZonzini ¿Por que no dicen que soy un personaje inventado por un Farandulero que no tenia sustento legal para mostrar las foto?".

En el marco de una fábula interminable, Camus, en una entrevista con una radio de Villa Carlos Paz, había dicho que era de Lanús, pero que vivía en Palermo, y se presentó como analista en sistemas.

Dijo que las imágenes que publicó en Twitter eran de él. "Hace varios años que vengo con esto, tenía todo guardado. Y hace unos días se me dio por divertirme un poco, probar mis habilidades como hacker, ver hasta dónde podía llegar y qué es lo que podía conseguir", señaló.

Camus insistió en que "es muy fácil robarles material a los famosos". Aseguró que por medio de una conexión Bluetooth "se puede hackear la red, ingresar al teléfono y robar material. Lo más básico es filmar a los famosos desde sus propios dispositivos".

También relató cómo elegía a sus víctimas. "Me siento a mirar tele, me fijo en la persona que no me cae bien y actúo. A veces, hago un trabajo de ingeniería social o inteligencia, miro su perfil en las redes sociales, busco que me acepte, que me dé datos durante dos semanas, y después arranco con el trabajo en sí. También me meto en los sistemas de la policía para borrar multas, y cobro por eso", aseguró.

Se vanaglorió de una supuesta impunidad. "Yo estoy cubierto por gente de arriba de los famosos. Soy casi intocable. En caso de ser descubierto, tengo material de políticos que si me meten en una comisaría, levanto el teléfono y me tienen que sacar", se animó a decir. "Tengo un servidor que cambia de IP (etiqueta numérica que identifica a las computadoras) cada cinco minutos para que no me localicen y trabajo con dos personas más", remató.

Camus juega con la duda. Existen diversas formas de ingresar en un sistema remoto, y lo más usado es a través de softwares denominados troyanos, que son gratis y se bajan de internet. Así, cualquiera manda correos con archivos ejecutables con materiales atractivos para mirar y así la gente cae en la trampa.

Camus logró llamar la atención, juntó a 125 mil seguidores en Twitter, pero para expertos, es un extorsionador.

Coki Ramírez, Maravilla Martínez, Verónica Lozano, Fátima Florez, Diego Korol, Erika Mitdank, Julieta Prandi, Andrea Rincón, Nazarena Velez, Nohelia Marzol, Fernanda Neil, Iliana Calabró y Guido Süller junto a Tomacito, son algunos de los personajes que aparecen en las imágenes.

La cantante cordobesa expresó su indignación en Twitter: "Me filmaron con mi propia compu en mi propia casa! X dios! No hay límite! Nosotros encerrados y los delincuentes libres! Estamos rodeados de gente enferma y delincuentes! Quien carajo nos proteje! Hagan leyes y dejen de pelotudear x Dios!!!", escribió en su cuenta. Es que Coki Ramírez apareció secándose la cola después de ducharse, en soquetes y chancletas.

"Me enteré por Twitter por el delincuente este. Por supuesto que soy yo la que está en la foto. Ni mi papá me ha visto secándome con una toalla", comentó con la voz entrecortada.

Andrea Rincón, tras saber que él la amenazaba con difundir fotos y videos de ella, lloró en un programa de televisión y Camus contestó así: "Lloraba la pobre, ¿se la perdonamos?".

En la cuenta de Camus aparecieron fotos de Fátima Flórez desnuda elongando una pierna, una de Sofía Clérici, otra de Verónica Lozano sin corpiño y con un cigarrillo. También se ve a Iliana Calabró a cara lavada, a Erika Mitdank (ex de Fort) probándose un pantalón sin corpiño y una leyenda: "¿Esas te las pagó Fort?".

A pesar del gran revuelo en los programas faranduleros de la TV y en las redes sociales, fuentes policiales aseguraron que no hay denuncias en Buenos Aires y por eso la Policía Metropolitana comenzó ayer a investigar de oficio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS