Edición Impresa

El salario real cerrará sin mejoras 2013, por primera vez en la década

Las tasas de inflación y la demora en las paritarias provocaron una pérdida del poder adquisitivo en los primeros meses del año. Estiman que en 2014 el gobierno deberá administrar la puja distributiva.

Lunes 14 de Octubre de 2013

Al cierre del año 2013, y por primera vez en una década, el salario real en la Argentina no mostrará mejoras ya que a la tasa de crecimiento "relativamente constante" se le contrapuso la "elevada tasa de inflación" que registró el país.

Así se desprende de un análisis elaborado por el director de Abeceb.com, el economista Dante Sica, el cual indica que "el gobierno eligió a los salarios como instrumento para moderar el alza de precios" y se mostró activo para limitar las subas en las paritarias, lo que terminó impactando en poder adquisitivo del salario.

En materia de negociación salarial, el estudio señala que a nivel oficial se fijó un techo de 20 por ciento que, si bien no fue respetado a rajatabla, funcionó como parámetro para contener los incrementos de ingresos del sector formal en torno a la inflación.

Según precisa el informe de Abeceb.com, "luego de perder el superávit fiscal como principal ancla nominal de la economía, en los últimos años el gobierno mantuvo la tasa de devaluación del peso en niveles bajos apuntando a ser el reemplazo en esta función".

Sin embargo, ante las presiones "producto de las inconsistencias macroeconómicas", las autoridades tuvieron que resignar el uso de este instrumento de política económica para este objetivo.

Devaluación progresiva. El relevamiento destaca que en lo que va de 2013 "el ritmo de depreciación de la moneda doméstica se aceleró en forma constante, hasta alcanzar un 34,7 por ciento mensual anualizado en septiembre pasado". Exceptuando lo sucedido a fines de 2008, cuando el estallido de la crisis norteamericana condujo a una depreciación acelerada de la mayoría de las monedas emergentes, esta tasa no se había registrado nunca en los últimos diez años.

De este modo, perdiendo al tipo de cambio como ancla nominal de la economía, el gobierno se recostó en los salarios para moderar la suba de los precios e incluso para limitar las subas en las paritarias.

Según expresa el análisis, "las paritarias mostraron importantes demoras, lo que generó en el primer semestre un «gap» entre precios e ingresos, conviviendo salarios de 2012 con precios de 2013".

De este modo, "se produjo una pérdida del poder adquisitivo de los salarios en los primeros meses del año, que tuvo su reflejo en una desaceleración del consumo", agregó el informe.

Pero además, y por primera vez desde 2003, en los últimos meses la tasa de devaluación le ganó a la suba de ingresos, motivando un abaratamiento del costo salarial en dólares (efecto que resulta mucho más significativo si se considera la depreciación del peso en el mercado informal, que en promedio supera un 50 por ciento interanual en lo que va del año).

Para Abeceb.com "esto es significativo, porque ha representado cierto alivio para las empresas exportadoras en materia de costos laborales, en un contexto en que la apreciación cambiaria ha afectado crecientemente la competitividad de las exportaciones".

Desbalanceado. Si bien los ingresos han acelerado su tasa de expansión en los pasados meses, a medida que se fue materializando el cierre de las negociaciones salariales, esto no sería suficiente para revertir la situación de la primera parte de 2013.

"Así, de acuerdo a nuestras estimaciones, el salario no mostrará mejoras con relación a los precios este año, de manera que el salario real no registrará incrementos en 2013, por primera vez en 10 años", señaló enfático el economista.

Mientras tanto, "el costo salarial en dólares probablemente vuelva a marcar un incremento, pero muy inferior al observado en los pasados años".

Así, "en los pasados tres años el costo de los salarios medidos en divisas se encareció a un ritmo promedio de 16,7 por ciento anual, mientras que en 2013 avanzaría apenas 1,4 por ciento", concluyó Abeceb.com.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS