Edición Impresa

El Papa viajero se erigió en santo en poco tiempo

Juan Pablo II, el polaco Karol Wojtyla, fue conservador en doctrina pero audaz en política. Convocaba a multitudes en todo el mundo.

Lunes 28 de Abril de 2014

Juan Pablo II, el Papa viajero, que tuvo una gran influencia tanto entre los fieles católicos como en la geopolítica mundial, fue proclamado ayer santo, nueve años después de su muerte, en el proceso de canonización más rápido de la historia.

Con un pontificado de 26 años —el más largo del siglo XX— y 104 viajes fuera de Italia a 129 países —dos de ellos a la Argentina—, el polaco Karol Wojtyla pasó a la historia como "el Papa de los récords", tras convertirse en el primer pontífice no italiano en más de cuatro siglos.

Desde el mismo día de su muerte, el 2 de abril de 2005, los fieles reunidos en la plaza San Pedro lanzaron el clamor de "íSanto subito!" (íSanto ya!) con el que pedían un rápido proceso de canonización.

Una de las características principales de su pontificado fue la cantidad de viajes que realizó: 248 dentro de Italia y por todo el mundo.

Nacido en 1920 en Wadowice, en el sur de Polonia, en una familia humilde, Wojtyla tuvo un papel preponderante en la reorganización de las fronteras europeas, la desaparición de la Unión Soviética y la caída del comunismo. En materia doctrinal, fue inflexible en mantener las posturas clásicas de la Iglesia sobre temas como el divorcio, el aborto, los métodos anticonceptivos, la unión entre homosexuales y la clonación; posturas que hicieron que sus detractores lo consideraran excesivamente conservador.

Una marca registrada del Papa polaco fue su audacia política expresada desde el inicio de gestión, como cuando hizo un llamamiento a favor de la libertad en Polonia y manifiestó su apoyo al Sindicato Solidaridad, opositor al gobierno del Partido Obrero Unificado alineado con el bloque soviético.

Otra muestra de ello fue la visita que realizó en 1998 a Cuba invitado por el presidente cubano, Fidel Castro, en la que se pronunció contra el bloqueo estadounidense a la isla caribeña. Estudiante de filosofía y teatro cuando era joven, obrero en unas canteras de piedra y fichado por la Gestapo en su Polonia natal, Wojtyla fue nombrado arzobispo de Cracovia en 1963 y cardenal en 1967; y tras la muerte repentina del Papa Juan Pablo I fue elegido su sucesor, convirtiéndose -con 58 años- en el pontífice más joven del siglo XX.

Durante su gestión, realizó 1.339 beatificaciones y 482 canonizaciones; e instituyó las Jornadas Mundiales de la Juventud.

El 13 de mayo de 1981 salió con vida de un atentado perpetrado en Roma por el joven turco Alí Agca, a quien más tarde perdonó en la cárcel. Con una salud muy deteriorada, Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 en el Vaticano y fue enterrado el 8 de abril en las Grutas Vaticanas, cerca de la tumba del apóstol San Pedro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario