Edición Impresa

El héroe menos pensado metió a Argentina en semifinales de la Davis

Ni Nalbandian, ni Mónaco… Tampoco Del Potro, por supuesto. Charly Berlocq logró la hazaña de darle al equipo albiceleste el quinto punto frente a Francia y el pasaje a las semifinales.

Lunes 08 de Abril de 2013

El héroe menos pensado. Ni Nalbandian, ni Mónaco… Tampoco Del Potro, por supuesto. Sí Carlos Berlocq. Quizás el tenista más humilde del equipo argentino de Copa Davis en los últimos 20 años, pero seguramente también el más digno, logró la hazaña de darle a Argentina el quinto punto frente a Francia y el pasaje a semifinales. Algo impensado antes de comenzar el match. Hubo una mínima señal con la lesión y ausencia de Richard Gasquet, pero tomó cuerpo definitivamente tras la victoria del dobles del sábado. Ayer, Tsonga le dio un contundente baño de realidad a la serie dejándole ganar sólo 6 puntos a Mónaco, pero después llegó el turno de Charly. Justo a él, que era el que menos lo merecía, le tocó cargar con la pesadísima mochila de lograr un triunfo histórico o dejar pasar una chance única. Argentina nunca le había ganado a Francia. Y esta vez no parecía ser el mejor momento para conseguirlo.

Pero Charly lo hizo. Con sus limitaciones, muchas, con sus dudas… Con los temores a la hora de dar la estocada final. Pero con una entereza propia de quien no está dispuesto a entregarse. Que perderá o ganará, pero dejará todo lo que tiene y más en pos del objetivo. Charly lo hizo. Le ganó a Gilles Simon, número 13 del mundo, por 6/4, 5/7, 6/4 y 6/4 y metió a Argentina entre los cuatro mejores de la Copa Davis una vez más. Entre el 13 y el 15 de septiembre se repetirá una de las semifinales de 2012. Parecía una quimera deportiva, pero el equipo comandado por Martín Jaite sacó de escena a uno de los grandes candidatos al título.

En la previa era tan superior Francia que ni siquiera la inolvidable actuación de Horacio Zeballos el sábado y el acompañamiento de Nalbandian en los momentos clave permitían darle más chances a Argentina que al visitante. Ayer, les bleus eran favoritos a pesar de estar 1-2. Y ni hablar después de la paliza de Tsonga a Mónaco.

La historia de Berlocq merece ser contada. La de un tenista nacido en Chascomús el 3 de febrero de 1983 que logró su mejor resultado a los 30 años.

Pero la victoria de Argentina sin Juan Martín Del Potro y sobre Francia también ocupa un espacio preponderante.

Todo impactante por donde se lo mire. Y en un momento del tenis argentino que si no fuera por los logros de Del Potro sería de lo peorcito de los últimos años. Lejos.

Obsérvese que Argentina se instaló en las semifinales de la Davis con un equipo integrado por un jugador que no ganó un solo partido del circuito en el año y es su singlista número uno (Mónaco). Y con su emblema (Nalbandian) reservado y preservado para el dobles y a punto de retirarse.

No es el momento, pero parece ser un gran resultado en una etapa de notable involución. ¿Será bueno o será malo? No es el momento para analizarlo.

Hoy es el tiempo de la hazaña y del héroe. De comprobar cómo muchas veces el esfuerzo se empeña en hacerle pasar un mal momento al talento.

Y por si hacía falta, de marcar a fuego una vez más que en el tenis, cuando la cabeza de los protagonistas entra a la cancha suele ser más fuerte que el más potente de los saques, que el más poderoso de los drives o el más precioso de los reveses.

Si lo sabrá Charly Berlocq, el humilde y laborioso tenista de Chascomús.

Ahora, viajar a República Checa

República Checa, sin sus principales armas, venció a Kazajistán por 3-1 y accedió a las semifinales de la Copa, instancia donde hará de local ante Argentina.

Con las ausencias de Tomas Berdych y Radek Stepanek, el conjunto checo cerró ayer la serie con el triunfo de Lukas Rosol sobre Evgeny Korolev por 7/6 (5), 6/7 (2), 7/6 (5) y 6/2.

La otra semifinal la disputarán Serbia (será local) y Canadá, que eliminaron a Estados Unidos e Italia, respectivamente, por 3-1.

El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, dio a su país el pase a las semis al vencer a Sam Querrey por 7/5, 6/7 (4), 6/1 y 6/0.

Mientras que el canadiense Milos Raonic puso a su equipo en la siguiente instancia al derrotar a Andreas Seppi por 6/4, 6/4, 3/6 y 7/5.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS