Edición Impresa

El Central del Chacho, invicto, con cambio obligado y un par más

Coudet paró un equipo pensando en San Martín de San Juan y además de Musto por el suspendido Fernández incluyó a Salazar por Gómez y a Gómez Andrade por Ferrari.

Jueves 09 de Abril de 2015

Una vez más Eduardo Coudet no se detiene en el triunfo y deja las cosas como están. Claro que en esta oportunidad el entrenador canalla estaba obligado a meter mano en el equipo que el sábado recibirá a San Martín de San Juan por la lesión que sufrió José Luis Fernández (desgarro en el aductor izquierdo), pero su ambición por tocar aquello que no vio bien en un partido suele ser más fuerte. De allí las otras dos variantes que introdujo, al menos en la práctica de fútbol de ayer (a puertas cerradas). Y allí aparecieron en escena los nombres de Víctor Salazar, quien haría su debut en el torneo, y el de Yeimar Pastor Gómez Andrade. Del tucumano se hablaba bastante en la previa de este ensayo. Del colombiano algo menos. Lo cierto es que ambos tendrían un pie adentro del equipo (el Chacho podría confirmarlos hoy). Afuera, en principio, Elías Gómez y Jonathan Ferrari. Mientras, el DT también probó con Damián Musto en lugar de Fernández.
  A esta altura no es ninguna novedad que para Coudet una de las cosas que más lo inquieta es lo que tiene que ver con los marcadores de punta, especialmente después de la lesión que sufrió Pablo Alvarez (ahora está ausente por un inconveniente familiar). Esta baja hizo que, según el DT, la zaga nunca pudiera acomodarse plenamente. Por eso probó con distintos intérpretes.
  Ayer no fue la excepción. Y la prueba está en que uno de los elegidos para el sábado sería nada menos que Salazar, un jugador que hasta aquí cuenta con sólo dos partidos en primera división (fue titular ante Olimpo, por la 17ª fecha del torneo pasado, y después ingresó frente a Banfield, por la 19ª, cuando se lesionó Paulo Ferrari), además de la participación, también desde el arranque, en el amistoso contra Montevideo Wanderers, a días del inicio del torneo.
  Indudablemente el partido que hizo Elías Gómez en Florencio Varela estuvo lejos de convencerlo. El Chacho seguramente entendió que la mayoría de las situaciones de riesgo del Halcón llegaron por ese sector y de allí la necesidad de reforzar el carril izquierdo.
  Qué decir de la parte que le toca a la zaga central, donde en el último partido el técnico se la había jugado por Ferrari luego de evaluar que Gómez Andrade había tenido un flojo rendimiento frente a Colón. Pero lo de Defensa y Justicia tuvo los mismos ribetes, aunque con un trueque de intérpretes. Fue el ex Atlético de Rafaela quien estuvo por debajo de las expectativas y a quien le tocaría dejarle nuevamente el puesto al colombiano. En esto también pudo haber pesado que Ferrari tampoco haya cumplido cuando le tocó jugar (como marcador de punta) en Rafaela. Conjeturas al margen, Gómez Andrade parece lustrar nuevamente los botines para jugar ante el hincha canalla, que hasta aquí le ha demostrado mucha banca.
  Lo que estaba sí más o menos claro en la previa era la inclusión de Musto en lugar del suspendido Fernández. Coudet entendió que el casildense era el mejor acompañante para Nery Domínguez. La idea es que jueguen uno al lado del otro, pero con la obligación de que se cubran la espaldas cuando uno de ellos se adelante para obstaculizar la generación del juego del rival.
  En este sector el Chacho sólo se limitó a buscarle el sustituto a Fernández porque su idea es mantener el esquema (4-2-3-1) que implementó en el último partido y que tan buenos dividendos le dio, sobre todo en el primer tiempo.
  Hoy puede haber alguna otra prueba, pero de no mediar imprevistos los once que paró ayer serán los que el técnico confirme. De ser así será el turno de Musto, Salazar y Gómez Andrade.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario