Edición Impresa

EEUU frustró un atentado contra una base militar

El hombre fue detenido después de que se lo ayudara a obtener algunos materiales para fabricar una bomba y haber grabado un video de propaganda al estilo de los del EI.

Sábado 11 de Abril de 2015

Un estadounidense de 20 años fue detenido por planear un atentado suicida contra una base militar norteamericana en el Estado de Kansas en nombre de la milicia Estado Islámico (EI), informó ayer el Departamento de Justicia de Estados Unidos en Washington. El sospechoso planeaba detonar un coche bomba en Fort Riley para convertirse en mártir. Sin embargo, cuando comenzó a urdir su plan, no estaba en contacto con los yihadistas, sino con agentes encubiertos del FBI estadounidense. El hombre fue detenido después de que se lo ayudara a obtener algunos materiales para fabricar una bomba y haber grabado un video de propaganda al estilo de los del EI. En caso de ser declarado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua. “Cualquiera que intente hacerle daño a esta nación y a su gente será presentado ante la Justicia”, dijo el abogado Barry Grissom, fiscal federal en Kansas.

Operación encubierta. Booker, un recluta fallido del ejército estadounidense, quien estuvo en la mira del FBI el año pasado, se convirtió en el más reciente sospechoso de terrorismo a ser atrapado en suelo estadounidense en una operación encubierta. Su arresto se produce ocho días después de la detención en Nueva York de dos mujeres que no sabían que estaban compartiendo detalles de un supuesto plan de bombardeo con un agente encubierto del FBI. También ocurre dos días después del arresto en Chicago de un hombre de Wisconsin acusado de viajar a Turquía con la esperanza de unirse a los combatientes del EI en Siria. Booker fue aprehendido ayer “mientras realizaba los últimos preparativos para su plan de ataque” en Fort Riley, dijo Grissom. “Sin que lo sepa, los materiales que iba a utilizar para activar esta bomba estaban inertes”, agregó Grissom, quien añadió que Booker deberá presentarse ante un tribunal federal. “Se piensa que planeaba detonar los explosivos de forma que él mismo muriese en la explosión”, agregó Grissom.

   Booker escogió a Fort Riley como blanco “porque la base es famosa y hay muchos soldados permanentemente allí”, dijo el fiscal. La base en expansión del ejército estadounidense data del siglo XIX, cuando era un centro para la caballería de Estados Unidos defendiéndose de los ataques de los indígenas. Actualmente, es la base para la primera división de Infantería, que está aconsejando a las fuerzas de seguridad iraquíes en su lucha contra los insurgentes del EI.

   De acuerdo con documentos del tribunal, Booker —un egresado de la secundaria de Topeka— llamó la atención del FBI por primera vez en marzo de 2014, cuando intentaba unirse al ejército de Estados Unidos. Fue interrogado por agentes del FBI debido a algunos escritos en su cuenta de Facebook en los que decía estarse “preparando para morir en la yihad”. Cuando se le negó la entrada al ejército, Booker contactó en octubre a una “fuente humana confidencial” del FBI a quien le confió su deseo de luchar a favor de las milicias del EI. El mes pasado, fue presentado a un informante del FBI que simuló estar planificando un importante ataque terrorista en suelo estadounidense. A ese agente le confió su deseo de matar a oficiales de su país con un camión bomba, dijeron los fiscales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario