Edición Impresa

Dos amigas de Nueva Orleans descubren que son hijas del mismo donante de esperma

Dos íntimas amigas que en varias ocasiones llegaron a bromear que serían hermanas separadas al nacer por la cantidad de coincidencias que compartían en sus personalidades y gustos.

Sábado 25 de Enero de 2014

Dos íntimas amigas que en varias ocasiones llegaron a bromear que serían hermanas separadas al nacer por la cantidad de coincidencias que compartían en sus personalidades y gustos, descubrieron que realmente eran hermanas y compartían el mismo padre, un donante de esperma anónimo.

Mikayla Stern-Ellis y Emily Nappi, estudiantes de la universidad Tulane en Nueva Orleans, Estados Unidos, se conocieron cuando ambas buscaban por la red social Facebook un compañero para compartir habitación en la universidad, según relata el diario universitario Tulane Hullabaloo.

Finalmente las jóvenes no compartieron cuarto, pero congeniaron tanto que se hicieron casi inseparables. Mikayla y Emily, de 19 y 18 años, eran hijas concebidas a partir de la donación de esperma. Y comenzaron a bromear con que tenían también algún parecido físico. No solo tenían similitud en la apariencia, los gustos por el teatro e incluso vestimenta las sorprendía. En una ocasión se dieron cuenta que ambas habían comprado el mismo modelo de chaqueta.

Las dos jóvenes sabían que eran hijas de un donante anónimo colombiano y esto, según Emily les daba un 25 por ciento de probabilidad de que su broma de ser hermanas sea real. Tantas eran las coincidencias que los padres de Mikayla realizaron las investigaciones y demostraron que ambas fueron engendradas con esperma del mismo donante. El perfil de Facebook de las «nuevas hermanas» tiene un proverbio chino que describe su historia a la perfección: "Un hilo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar el tiempo, el lugar ni la circunstancia. El hilo se puede estirar o enredar, pero nunca se romperá".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS