Edición Impresa

"Creo que siempre es un buen momento para reír y disfrutar"

Luego de una exitosa temporada de revista, el humorista zaúl presenta su propio music hall hoy en el teatro broadway.

Sábado 05 de Octubre de 2013

Conocido por su singular humor, desfachatado y directo, Zaúl conquistó las risas de los rosarinos y a pedido del público regresa al teatro Broadway para presentar su music hall "Zaul, on fire". El show cuenta con la producción general de Damián Fortunato, la dirección de Maira Barrionuevo y Matias Vigna, la participación especial de la cantante Mariana Caccia y un gran elenco. Después de realizar una exitosa temporada en la revista local "Noche Brillante" en su rol de humorista, Zaúl llega hoy, a las 22, al Broadway (San Lorenzo 1223), en un show que fusiona baile, música y sobre todo mucho humor.

—¿De qué trata tu espectáculo "Zaul on fire"?

—Es un music hall cargado de monólogos, sketches muy divertidos y canciones que van a ser interpretadas por Mariana Caccia, una excelente cantante, además de estar más fuerte que la tercer casita de los chanchitos (risas). También hay bailes con coreografías muy jugadas, trucos impresionantes y muchas acrobacias con ocho bailarines en escena. Por sobre todo habrá mucho humor.

—Después de una exitosa temporada en "Noche Brillante", ¿cómo surgió la idea de realizar este espectáculo?

—La idea surge porque yo buscaba la manera de tener a mi alrededor chicas con poca ropa y que mi mujer no se enojara. Pero igual tuve que poner hombres para disimular (risas). Espero que no lea esta parte de la nota porque se va a enterar de la verdad. Con respecto a mi paso por "Noche brillante" creo que fue una experiencia buenísima, no sólo por el éxito que alcanzó sino también por la posibilidad de trabajar con un elenco de artistas increíbles y figuras muy importantes con los que tuve la suerte de crear una relación de amistad muy linda. Como es el caso de Miguel Tessandori a quien adoro, Gachi Roldán, Rocío Guirao Díaz y por supuesto con Manuel Cansino que fue el primero en creer en mí para una temporada tan larga. Si bien ya hace diez años que vivo de hacer shows sociales y empresariales, la oportunidad de estar en teatro me ayudó para medirme un poco más. Salir al escenario y encontrar una respuesta positiva y la aceptación del público, me dió más seguridad y confianza en mi trabajo para que hoy quiera ir por más.

—En la revista mostraste tu faceta de humorista, ¿en este show también mostrás tus dotes de mago?

—Sí, ¡pero sólo un poco! La gente que me vio trabajar sabe que como mago soy buen humorista. Muchas veces me dicen: "Flaco vos sos el único mago que no hace magia". No es tan así, pero sí es real que en mis shows la magia pasa a un segundo plano. No me interesa sorprender a nadie con un truco espectacular sino que el truco sea un recurso dentro del mismo, que funcione como excusa para hacer participar al público y generar mucho humor con ellos.

—¿Cuáles son los temas que predominan en tus monólogos? ¿Te abocás en las anécdotas cotidianas, en el aspecto político?

—Por lo general trato de no meterme con la política, fútbol o religión porque uno nunca sabe a quién tiene en frente y qué le puede generar. Me gusta hablar de la vida cotidiana como de mi familia y el matrimonio que tiene mucha tela para cortar, ¡esto lo sé porque lo vivo todos los días! Para mí, el matrimonio es lindo, se complica cuando salís de la iglesia (risas). Me gusta hablar con la gente, les voy preguntando sobre sus vidas y trato de hilvanar los comentarios de todos con chistes o cosas espontáneas que se me van ocurriendo y sin que se den cuenta, se van riendo todos de todos sin sentirse que están haciendo el ridículo. Por supuesto que lo hago con mucho respeto porque mi trabajo depende de ellos, y están para divertirse y no para incomodarse.

—¿Considerás que éste es un momento especial para reírse?

—Siempre es un buen momento para reírse y disfrutar, es algo natural que el ser humano necesita. Por más triste que estés, alguien va a hacer lo posible para sacarte una sonrisa y alejarte aunque sea por un ratito de la realidad. En esta época donde el dinero no alcanza, y yo lo sé porque mi casa parece un campanario: ¡entrás y está mi familia a puro "pan, pan, pan"! Creo que hay que reírse y disfrutar más. Porque como le dijo un jardinero a otro: "¡disfrutemos mientras podamos!".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS