Edición Impresa

Credencial de carencias

No puede negarse la afirmación presidencial de que en la “década ganada” aumentaron muchas cosas, entre ellas, la pobreza y la indigencia. Esta última se comprueba con el aumento de indigentes que golpean los frentes de las casas pidiendo dádivas.

Martes 18 de Febrero de 2014

No puede negarse la afirmación presidencial de que en la “década ganada” aumentaron muchas cosas, entre ellas, la pobreza y la indigencia. Esta última se comprueba con el aumento de indigentes que golpean los frentes de las casas pidiendo dádivas. Seguramente no son pocos los que quisieran ayudar, pero no lo hacen porque saben que de hacerlo se producirán inevitablemente pedidos con frecuencias diarias. Pero si uno tiene el aspecto de jubilado y esgrime tal argumento al no poder ayudar, desisten inmediatamente de reiterar el pedido. Es que hasta en los indigentes hay conciencia de la condición de los jubilados, cuya sola mención es credencial de carencias. Por cadena nacional se anunciaron paupérrimos aumentos de haberes, irreales frente a la cruel inflación. La intransparencia dominante en la gestión de gobierno hace que las leyes parezcan tramposas. Es indignante el desprecio hacia quienes no se enriquecieron trabajando, como sabemos hoy le sucede a los que ostentan el poder.

Emilio Zuccalá

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS