Economía

"China es un cliente importante de carnes premium"

Entrevista a Roberto Guersetti, presidente de Econecar, una empresa ligada a la nutrición animal, especialmente en ganadería

Domingo 22 de Noviembre de 2020

— Salvador Di Stefano: Contanos qué es Econecar y a qué se dedica.

— Roberto Guersetti: Econocar es una empresa ligada a la nutrición animal, especialmente en ganadería. Tenemos plantas en Carcarañá y Córdoba, en una localidad cerca de Villa María que se llama Ausonia, y hacemos alimentos balanceados para todo tipo de animales pero el foco más grande es en ganadería, tambo y carne. La otra unidad de negocios en el feedloot, y más conocida, es Conecar Ganadera. Allí tenemos la hotelería de feedloot con una capacidad de 12 mil animales, y brindamos servicio de hotelería para todo lo que es ganado bovino. Ahora montamos un lindo emprendimiento de ingeniería metalmecánica para ofrecer soluciones a todos los procesos de agregados de valor en cereales, que tienen una amplitud extraordinaria en un rubro que nosotros conocemos como los agronegocios, industria y actividad pecuaria. De ese modo el año que viene inauguraremos una empresa que estamos incubando para atender toda la metalmecánica en la ingeniera de procesos y abastecer a todas estas plantas de alimentos balanceados, biodiesel, frigoríficos, trabajar mucho con acero inoxidable, aluminio, tecnología de proceso y automatización. Estamos ante un lindo desafío, consolidando la actividad que hacemos hace 38 años, tratando de llegar a los 40 con esta nueva unidad a la que le vemos buenas posibilidades, un canal de comercialización y la gran necesidad de industrialización que tienen los productores.

—SD: Son un ejemplo de agregado de valor. Desde lo primario, hasta el servicio y la industrialización. Todo con un objetivo común que es llegar con ese producto final a la exportación o al mercado interno.

— RG: Totalmente. Llegamos siempre a la exportación. Yo notó que a veces cuando abastecemos a los frigoríficos terminamos llegando a esa carne, así como cualquier alimento balanceado que va al mercado interno, pero mucho se exporta y cada vez más. En el último tiempo vimos que el feedloot, de hacer 10 mil o 12 mil animales de consumo hace 5 años, hoy se divide en porcentajes de 50 y 50. Incluso ya tenemos muchos casos donde se hacen valores agregados diferentes, es decir carne especial que en este caso tiene un cliente importante de carne premium como es China, cosa que me pone muy contento porque si no vemos el mercado chino de un gran volumen para vacas, y yo veo ese mercado de mil trescientas millones de personas al cual el año que viene saldrán los primeros animales con una calidad certificada que va como carne premium por Frigorífico Rafaela. Eso es agregado de valor con un plus de premium, que es mucho más que procesar el cereal y producir carne común.

— SD: ¿Cómo es el animal que exportan a China y qué tratamiento tiene?

— RG: Estamos ante una cuota que está tomando Frigorífico Rafaela por compradores privados de China, en animales Angus que entran con 250 kilos, y tienen que estar 200 días en feedloot para lograr grasa intramuscular, terneza y calidad, cumpliendo ciertos protocolos los cuales se controlan cada 40 días mediante ecografías con un seguimiento exclusivo. Esa es la carne premium con una cuota de 1500 animales mensuales. El feedloot en este momento es un lugar caro para producir carne barata por los precios de los cereales y todo lo que sabemos, entonces hay necesidad de producir carne cara en los feedloot, y se logra mediante estos mecanismos de investigación y comercialización con estos acuerdos internacionales en un mercado extremadamente grande que solo está pensando hasta el momento como volumen para vaca. Esta es una novedad importante y vienen a cambiar el paradigma en ciertos segmentos del mercado agregando mucho más valor.

—SD: Esta especialización que hacen del mercado externo tiene que ver con que hay un cambio en Argentina; se hacen 70 kilos per cápita de carne y cada vez se consume menos. ¿Cuáles son los problemas que están teniendo ustedes como proveedores de alimentos? Porque el maíz crece sin parar y los costos se van para arriba.

— RG: La situación es compleja. De hecho, tanto nosotros como el promedio de los que forman la Cámara de Feedloot, estamos al 50 por ciento de la ocupación. En ese sentido uno busca alternativas, pero momentáneamente y por lo que creo vendrá el año que viene, producir carne con grano será complicado y tendrá costos muy parecidos a los de venta, a pesar de que se va afirmando el mercado interno y ya llegó a $130 el consumo. Lo que pasa es que hoy te cuesta $120 producir un kilo de carne, está neutro. ¿Cómo se sale de esto?, lo hemos dicho varias veces: la invernada en vez de bajar el costo tiene que ser más productiva, estamos con un 60 por ciento de índice de preñez. El cereal no creo que tenga bajas para el año que viene por todos los informes que hay, estamos ante años de cereales altos. Y respecto al gordo, el de exportación, hoy salieron noticias de promoción a las exportaciones con la famosa gran barata para Argentina. Hay que entender que la carne es cara de producir. No creo que este gobierno vaya mucho en esa línea pero tampoco me parece que cometa tantos errores pasados, y mediante una liberación de cupo para carne barata de Argentina, nos permite exportar a países que paguen la carne lo que realmente vale.

—SD: ¿Cómo está el resto de las carnes?, ¿ustedes proveen alimentos para cerdo y pollo?

— RG: Proveemos pero a pequeñas granjas, no tenemos clientes grandes aunque alguna vez lo hayamos hecho con compradores puntuales. Sí tengo expectativa en función de charlas que hemos tenido con Biogénesis Bagó y su CEO Esteban Turic, por la vinculación a empresarios chinos que invertirán en Argentina fuertemente en la actividad de cerdos con los frigoríficos, criaderos y las fábricas de alimentos balanceados. En tal sentido tenemos comprometida por un preacuerdo, suspendido por el Covid-19, la fábrica de Córdoba donde contamos con capacidad ociosa para 10 mil toneladas, y es una región muy propicia para las inversiones chinas en función de la cantidad de maíz que se produce en Córdoba, San Luis y la soja que hay en esa zona; es una provincia apta para el industrial. Creo que ahí habrá un auge muy importante de inversión china en cerdos.

—SD: De Carcarañá y Córdoba para el mundo. Te veo con muchos proyectos: con la parte no tan buena del feedloot que son los altos costos internos, y con la parte buena que es la especialización. Pasamos de tirar con escopeta a tiro con precisión en el empresariado argentino.

— RG: En la línea de agregado de valor estoy tratando de involucrar algunos productores para que se sumen a inversiones. Si no siguen comprando cosechadoras, tractores grandes y maquinaria agrícola para producir esa materia prima primaria. Hay casos exitosos donde agregaron valor en origen y realmente les está yendo muy bien. No todo tiene que pasar con la industria lejos de la actividad ganadera, agropecuaria o agrícola. Se pueden juntar los eslabones y es bueno para todos, no hay que ser egoísta en ese sentido y abrirse un poco más a ese tipo de asociatividades.

—SD: ¿Cuál es tu hobby para distraerte?

— RG: Con 56 años sigo jugando dos o tres partidos por semana en el campo, en un torneo que se juega los fines de semana y ahora va a volver. Es una gran pasión de chico, familiar y de todos en la empresa.

— SD: ¿De qué jugas?

RG: Nueve goleador al que todos los empleados le dan la pelota cuando ya está abajo del arco. Y después contemplo las cosas que voy haciendo y programo la otra semana. Siempre pensando en mejorar la imagen y lo verde a través de la forestación. Una parte es trabajo pero también se disfruta mucho.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS