Edición Impresa

Caso Ciccone: El ex dueño de la imprenta ratificó que se reunió dos veces con Boudou

Frente al juez Lijo, el empresario dijo que los encuentros fueron en un estudio de Telefé y en un restaurante de Puerto Madero. Nicolás Ciccone confirmó que en 2010 el vice se interesó por el rescate de la empresa y le presentó a su socio Núnez Carmona.  

Miércoles 18 de Junio de 2014

Nicolás Tadeo Ciccone, ex dueño de la imprenta que llevaba su apellido e imprimió billetes para el Estado, confirmó ayer en la Justicia que en 2010 estuvo dos veces reunido con el vicepresidente Amado Boudou, cuando era ministro de Economía, para hablar del rescate de la empresa, y que éste le indicó que hablara con su socio y amigo José María Núñez Carmona.

"Me remito a lo que declaré como testigo bajo juramento", dijo el empresario en su indagatoria ante el titular del Juzgado Federal Nº4, Ariel Lijo, según contaron luego a los periodistas el abogado defensor Maximiliano Rusconi y fuentes judiciales.

En tanto, y en una causa paralela, la Justicia comenzó a investigar a Núñez Carmona por presuntas amenazas a Guillermo Reinwick, yerno de Ciccone, durante la negociación por el levantamiento de la quiebra de la imprenta.

"Te lo voy a decir clarito: vos tocás al vicepresidente y yo voy a tu casa de Pacheco y le meto un tiro a un hijo tuyo", habría amenazado el socio de Boudou, según Reinwick, en un encuentro que ambos habrían mantenido, en diciembre de 2012, en un barco amarrado en una guardería náutica de la Costanera porteña (ver aparte).

Ciccone, quien con su hermano Héctor —ya fallecido— fundó Ciccone Calcográfica, pasó una hora y media por el juzgado de Lijo, y al terminar la declaración evitó toparse con los periodistas al retirarse por el subsuelo de la sede judicial de avenida Comodoro Py 2002, de la Capital Federal.

Según aseguró el abogado defensor de quien antes era testigo y ahora es imputado, Ciccone manifestó al magistrado que él y su familia solamente trataron de "salvar a la compañía y los puestos de trabajo" y que "nunca" quisieron "realizar nada ilícito".

Al presentarse a declarar como testigo, el 5 de diciembre pasado, el empresario aseguró que Boudou estuvo detrás de las negociaciones para que la sociedad The Old Fund se quedara con el 70 por ciento del paquete accionario de la empresa a cambio de salvarlos de la quiebra.

También denunció que Núñez Carmona había tenido "actitudes extorsivas" hacia ellos: "Si no le daba el 70 por ciento de la empresa iríamos a la ruina", dijo en aquella oportunidad.

Entre otros detalles contó que tuvo un primer encuentro con Boudou en los pasillos de Telefé, a mitad de 2010, y allí el entonces ministro les indicó a él y a su yerno, Reinwick, que arreglaran el tema con Núñez Carmona, su "hombre de confianza".

"Se acercó Boudou y me es presentado, y luego de ciertas formalidades, Boudou advierte que lo que tendría que conversar yo con él debía hacerlo con Núñez Carmona, porque era su hombre de confianza", indicaron fuentes judiciales que relató el testigo.

Luego, explicó, fueron trasladados a otras instalaciones del canal y allí hablaron con Núñez Carmona, en presencia de Gabriel Bianco, el directivo de Telefé que, según Reinwick, fue el nexo para que el encuentro se concretara.

Sin embargo, en la declaración indagatoria del lunes por parte de Bianco, el ex directivo de Telefé ratificó ante el juez Lijo que facilitó la entrada de Ciccone y Reinwick al canal para contactarse con Boudou, pero dijo que no sabía si finalmente los empresarios se habían reunido con el vicepresidente y Núñez Carmona.

"Fue una imposición. Si no le dábamos el 70 por ciento del paquete accionario iríamos a la ruina", señaló el testigo, según detallaron fuentes judiciales.

Más adelante, siempre según Ciccone, se gestionó una segunda reunión en un restaurante de Puerto Madero (I Fresh Market), donde el vicepresidente avaló lo que les había dicho Núñez Carmona en el canal.

Siguieron adelante entonces las negociaciones, dijo, y en ese marco se reunió con el empresario Alejandro Vandenbroele, quien apareció como la cabeza visible de la firma The Old Fund, que aportaría los fondos para salvar a la imprenta de la quiebra.

Además, durante aquella declaración, Nicolás Ciccone afirmó: "Mi familia directa, mis hijas, y mis nietos han sido blanco de distintos actos amenazantes en relación a los hechos que se investigan".

Boudou siempre negó las reuniones con los Ciccone y en su indagatoria de la semana pasada dijo que Reinwick era el dueño de algunas de las empresas que aportaron dinero para el levantamiento de la quiebra.

Citas con el juez

La ronda de indagatorias continuará hoy a las 11 con la citación del ex jefe de gabinete de asesores del Ministerio de Economía de la era Boudou, Guido Forcieri, quien quedó involucrado como presunto nexo en la trama del caso. Mañana, también a las 11, será el turno de José María Núñez Carmona. No obstante, se especulaba con que pudiera pedir una suspensión de la audiencia bajo el argumento de que sus nuevos abogados tendrían que interiorizarse sobre la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario