Edición Impresa

Absolvieron a una mujer que mató a su marido, que la violaba y le pegaba

Él era policía federal: una noche, mientras le daba una paliza, ella tomó el arma, le disparó en un ojo y lo mató en el acto. Un tribunal oral de Lomas de Zamora la absolvió ayer.

Jueves 04 de Diciembre de 2014

Un tribunal oral de Lomas de Zamora absolvió ayer a una mujer que en noviembre de 2012 mató de un tiro en la cabeza a su pareja policía, quien la violaba, la golpeaba y hasta amenazó con matar a la hija discapacitada de ambos, según declaró en el juicio.

"No lo puedo creer, fueron unos años duros... gracias a Dios, a mi familia y a los abogados", dijo llorando Beatriz López, de 36 años, tras escuchar el fallo, el cual le provocó una descompensación que obligó a asistirla en la sala de audiencias.

"No sé si es emoción lo que se siente, Dios me dio mi libertad, pero no se si voy a poder ser libre de nuevo, no sé si voy a poder andar tranquila", afirmó la mujer en alusión a las amenazas de los familiares de su pareja.

Si bien los fundamentos se conocerán el miércoles que viene, el veredicto del tribunal oral en lo Criminal 6 fue dividido: dos jueces votaron por la absolución y el presidente, Claudio Fernández, por una condena por el crimen del efectivo de la Policía Federal Gastón Márquez (23).

En los alegatos, el fiscal había pedido 10 años y 8 meses de prisión por "homicidio calificado por el vínculo en circunstancias extraordinarias de atenuación", por la violencia de género de la que López era víctima.

En tanto, la abogada de la mujer, Raquel Hermida Leyenda, había solicitado la absolución.

"Su infierno no terminó, si bien es cierto que no va a tener que ir a la cárcel, va a tener que seguir una vida bastante difícil porque tiene una hija de la persona a la que le quitó la vida", sostuvo la defensora.

La abogada consideró que "ahora comienza una lucha de vida, de reconstruirse psicológica y psiquiátricamente" por el crimen de su pareja y la violencia de género que sufrió.

Para Hermida Leyenda, los jueces deben haber tenido en cuenta para absolverla el informe de los peritos psiquiatras y psicólogos, que demostraron que López sufrió un "trastorno mental transitorio" al momento del homicidio, el cual no permitió que fuera consciente de sus actos.

El hecho ocurrió el 16 de noviembre de 2012 en la casa que López compartía con el policía y su beba de 49 días en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge, en el partido de Lomas de Zamora.

Según declaró la mujer en el debate, durante el embarazo su pareja le pegaba, la violaba y se enojaba porque ella no quería hacer determinadas poses sexuales.

Además, decía que ella tenía un amante y que si comprobaba que la beba no era de él la iba a matar e iba a ahogar a su hija en un tacho de agua.

También la dejaba esposada en la casa durante horas y no la dejaba tener contacto con nadie; hasta le quitó el teléfono celular.

La madrugada del crimen, Márquez la agredió durante toda la noche: la arrastró de los pelos por la casa, le pegó cachetazos y la violó en reiteradas oportunidades.

Después, la asfixió sabiendo que ella tenía asma, le apuntó con el arma reglamentaria y finalmente colocó la pistola en la cabeza de su hija.

Para la defensa, la amenaza contra la beba fue lo que motivó que López reaccionara y aprovechando un descuido de Márquez, tomó su pistola, le disparó un tiro en un ojo que lo mató en el acto y luego escapó para pedir ayuda.

"Era mi vida o la de él, pero ahora espero poder vivir tranquila. Quiero hacer mi vida con las nenas, y a la familia de Gastón le digo que cuando quieran hablar acá estoy, que me perdonen", dijo Beatriz, quien remarcó que le gustaría hablar con su ex suegra porque viven en la misma cuadra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario