Edición Impresa

Abonizio y la ley del espejo

“Lo que vemos en los demás habla de nosotros”, indican los psicólogos haciendo mención a la ley del espejo.

Domingo 13 de Abril de 2014

“Lo que vemos en los demás habla de nosotros”, indican los psicólogos haciendo mención a la ley del espejo. Esta máxima psicológica se evidenció en la lamentable columna escrita por el señor Adrián Abonizio en otro matutino el lunes pasado tras el clásico rosarino, describiendo lo que su autor debe sentir con respecto a su propia carrera artística. Tan profundo fue este desvarío que no pudo advertir ni entender cómo conducirse en una situación social tan exasperante, tan ominosa, delicada y peligrosa como la que nos contiene. Su supina ignorancia le permite jugar alegremente con nafta al lado de la fogata social donde todos estamos inmersos. Entiendo que quizás su desarrollo artístico no haya sido similar al de los demás integrantes de la Trova Rosarina, pero no importa en realidad porque a las personas no se las juzga por el éxito ni el fracaso, se las mide por la humanidad de sus actos, por la pericia de su trato y por la cautela en su hablar (o escribir en este caso). Lo de Abonizio fue lamentable y ni siquiera me interesa entrar en el contenido futbolístico de la columna, no es lo importante en realidad. Fue una clara incitación a la violencia nacida desde su tosquedad y sus limitaciones (no creo que haya sido su intención hacer daño). Claramente, la ley del espejo de su interior encontró el camino para describir (se) sin medir la consecuencia de su acción. Gracias a Dios creo que hay gente sana y criteriosa en los medios de comunicación que sabrán manejar cautelosamente este desvarío de Abonizio para que la cosa no pase a mayores. Creo que todos los rosarinos (leprosos, canallas y neutros) merecemos y necesitamos una disculpa pública.

Gustavo A. Albertengo
DNI 12.256.060

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario