Economía

Proponen cambiar el sistema de peaje para acelerar obras viales

En octubre de este año finalizan las concesiones de las rutas nacionales que atraviesan Santa Fe y los legisladores socialistas de la provincia están armando una propuesta para que en las nuevas licitaciones se establezca que los operadores que se queden con los peajes de los corredores también sean los encargados de desarrollar las obras de infraestructura...

Martes 15 de Enero de 2008

En octubre de este año finalizan las concesiones de las rutas nacionales que atraviesan Santa Fe y los legisladores socialistas de la provincia están armando una propuesta para que en las nuevas licitaciones se establezca que los operadores que se queden con los peajes de los corredores también sean los encargados de desarrollar las obras de infraestructura necesarias para la región.
  El senador Rubén Giustiniani presentó ayer las primeras ideas sobre el futuro proyecto al gobernador Hermes Binner y al intendente de Rosario, Miguel Lifschitz, quienes mantuvieron un encuentro para analizar y coordinar acciones sobre temas relacionados con la infraestructura.
  El legislador socialista precisó que “en octubre terminan las actuales concesiones de peajes nacionales” y explicó que quieren hacer una propuesta de reformulación de todo el sistema para que las futuras concesiones incluyan el compromiso de realizar obras. “Queremos que lo que el usuario paga en la cabina de peaje se convierta en un compromiso de autopistas y autovías para la provincia de Santa Fe”, señaló.
  Las actuales concesiones fueron acordadas por un plazo de cinco años, comenzaron en 2003 y finalizan en octubre. Fueron las segundas adjudicaciones luego de la privatización de las rutas nacionales en 1991.
  Frente a un nuevo proceso licitatorio, Giustiniani señaló que se comenzó a armar una propuesta para discutir con todos los legisladores santafesinos y con los diputados y senadores de la Región Centro.
  La avanzada está relacionada con el déficit de infraestructura en la región. Del encuentro de ayer también participó el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Antonio Bonfatti. “Hay 2.500 kilómetros de rutas nacionales que pasan por Santa Fe, e indudablemente necesitamos del apoyo y colaboración de la Nación para poder mejorarlas y ponerlas en valor”, señaló Binner.
  Lifschitz, por su parte, destacó la importancia de los temas relacionados con la infraestructura de jurisdicción nacional con impacto en la ciudad. “En Rosario hay obras muy importantes que dependen del gobierno nacional, sobre las que intercambiamos alguna opinión, como el plan Circunvalar, la autopista Rosario-Córdoba, y la reconstrucción de los muelles del Parque España”, subrayó.
  Este encuentro, similar al que Binner mantuvo semanas atrás con el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, se enmarca en la política de acercamiento y trabajo conjunto con los gobiernos locales que impulsa la actual administración provincial.
  La reunión también tiene su relevancia política, ya que se trató del primer encuentro “de Estado” entre los referentes de las principales líneas del socialismo.

Coparticipación. Otro tema que estuvo sobre la mesa durante el encuentro fue la modificación de la ley de coparticipación. “Debe haber un diálogo de todos los gobernadores del país, lo que es tarea del gobernador. Luego, en una segunda instancia, en el Senado se articulará una nueva ley de coparticipación federal”, señaló Giustiniani.

Hubo paz por el tren bala

El gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz se refirieron al tren rápido Buenos Aires-Rosario, luego del cruce de la semana pasada entre el jefe de gobierno local y el ministro de Obras Públicas de la provincia, Hugo Storero, por la importancia del proyecto.
  “Es un tema total y absolutamente vinculado al gobierno nacional, el miércoles vamos a estar en la apertura de las propuestas, obviamente que nos interesa recuperar el ferrocarril, tanto en el aspecto de los pasajeros como de carga”, señaló el gobernador.
  En tanto, Lifschitz recordó: “En su momento, el ministro de Obras Públicas de la provincia (Hugo Storero) planteó la necesidad de priorizar las estructuras de carga y hacer un estudio del ingreso del futuro tren rápido, tanto en la ciudad de Rosario como en Buenos Aires, que son los aspectos más complejos de una obra de esa magnitud. Son dos temas que nosotros compartimos, pero creo que no es incompatible y es muy importante que ese proyecto pueda avanzar, es una obra que la maneja exclusivamente el gobierno nacional y nosotros no intervenimos en los procesos licitatorios ni de adjudicación. Pero como proyecto creemos que es muy importante para la ciudad de Rosario”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario