Economía

Precios Cuidados se tornó una brújula para el consumidor

El objetivo fue convertirlo en un marco de referencia para el consumidor en el mercado de productos de consumo masivo.

Domingo 16 de Marzo de 2014

La escalada de precios de los últimos meses del año pasado se profundizó en enero luego de la devaluación del peso. En ese contexto, el gobierno intentó domesticar la voracidad remarcadora con el programa Precios Cuidados. El objetivo fue convertirlo en un marco de referencia para el consumidor en el mercado de productos de consumo masivo. Luego de dos meses de su implementación referentes del mundo del consumo evalúan el impacto de la medida.

   Poco a poco los productos de Precios Cuidados llegaron a los supermercados de la región, primero a través de las cadenas nacionales que fueron las que hicieron punta al firmar el acuerdo a nivel nacional. Después, los negocios nucleados en la Cámara de Supermercadistas de Rosario (Casar) se sumaron a la iniciativa y llevaron a las bocas locales una canasta a valores administrados, aunque un tanto más chica que la original. Ahora, los pequeños comercios que integran el Centro Unión Almaceneros de Rosario también tendrán también unos 100 productos a Precios Cuidados. Como novedad, sumarán varios proveedores de la región.

   Con el correr de los días, fueron los consumidores los que adoptaron el programa como referencia para sus estrategias de compras, volcando sus carritos, en la medida en que pueden hacia esas ofertas. Esta actitud forma parte de un impacto más general de la inflación y la devaluación en el consumo minorista.

   José Ignacio Amodei, director de Trade de la consultora especializada en consumo CCR, precisó que según el relevamiento que realizaron durante enero en hipermercados, supermercados y tiendas de cercanía de las cadenas en volumen las ventas cayeron 0,4% y el canal tradicional de autoservicios un 1,3%.

   “Enero marca un precedente negativo para el año, una baja de este tipo no se registró ni en enero en 2013 ni en 2012. La canasta de enero no se derrumbó más porque las altas temperaturas impulsaron la venta de bebidas por altas las temperaturas”, puntualizó el analista.

   Amodei, además, señaló que ante la corrida de precios comenzó a observarse un crecimiento de las ventas en el canal mayorista. “Vimos una muy buena evolución del panel mayorista, parecería que el tema central es la defensa del poder adquisitivo del consumidor. Las familias que tienden a guarecerse y estoquearse para defender sus salarios y con la compra mayorista hacen una diferencia en los precios respecto al negocio tradicional”, puntualizó el referente de CCR, al tiempo que señaló que el negocio de cercanía también se mostró más dinámico porque evita “tentaciones” en las compras como puede ocurrir en grandes tiendas.

   Alberto Guida, presidente de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam), coincidió en que la pérdida de poder adquisitivo influye negativamente en el hipermercado y, al tener que cuidar los gastos, favorece al negocio de proximidad.

   El recorte de otros gastos, como las salidas a comer afuera, inducen un crecimiento de las ventas de productos alimenticios porque “hay que cocinar en el hogar”.

Abastecimiento. En paralelo a que Precios Cuidados se impone entre las preferencias de los consumidores para defender el bolsillo, empezaron a aparecer las denuncias de falta de abastecimiento y los cruces entre supermercadistas y proveedores por la falta de la mercadería en oferta.

   Los números marcan una realidad, la demanda de los productos de Precios Cuidados aumentó hasta un 500%, según reveló el secretario de Comercio Interior de la Nación, Agusto Costa. Algo comprensible si se tiene en cuenta que los productos son entre un 30% y un 50% más baratos que los precios fuera del acuerdo.

   Pero a pesar de las idas y vueltas, desde las asociaciones de consumidores advierten que el mejor efecto del programa impulsado a nivel nacional tiene que ver con marcar una referencia en los precios. Con que el consumidor se vuelva más crítico a la hora de realizar sus compras, no convalide alzas excesivas y conozca cuál es el precio justo de cada cosa.

   Juan Marcos Aviano, presidente del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac), señaló que con la excusa de la suba del dólar “los precios se incrementan por las dudas”. En ese sentido, destacó que “se vieron actitudes de especulación concreta” y mencionó el caso de los fiambres que no tendría por qué haber ocurrido en promedió una suba del 50%. “No creemos que haya habido aumento de materia prima o costos que ameriten semejante aumento. Hay que analizar producto y servicio pero lo de fabricación nacional es claramente especulación”, subrayó.

   Aviano consideró que “el acuerdo de precios es para establecer referencias” y dijo que “ahí está la clave para los precios que vienen”.

   “Lo importante es seguir estableciendo referencias por lo menos en una canasta de bienes sensibles para el consumo diario, también artículos escolares o para construcción y revisar qué pasa con los medicamentos que los precios no se retrotrajeron en la medida acordada”, puntualizó Aviano.

   El referente del Cesyac consideró que con la implementación de Precios Cuidados el mes pasado se moderaron las subas. “Febrero fue un mes de prueba piloto en lo que puede ser para los próximos meses el movimiento económico. Nuestro relevamiento fue en enero encima de los números de Nación pero en febrero la variación fue de 0,48% movida básicamente por servicios como combustible y TV por cable y estimamos que marzo también tendrá una variación similar por alzas en combustible y medicina prepaga pero no será una variación importante por los alimentos”, detalló.

   Al respecto, el Instituto de Estudio de Consumo Masivo (Indecom) estimó que en febrero hubo una inflación promedio ponderada de 2,97% contra 3,91% de enero y consideró que ese descenso se dio por el “afianzamiento” del programa de Precios Cuidados. Según la entidad, el aumento de precios en febrero fue 0,94% inferior al que se había registrado durante los primeros treinta días del año.

   “La puesta en marcha de los precios cuidados tuvo una incidencia muy importante en la baja de la inflación a nivel general”, señaló Miguel Calvete, titular de Indecom y agregó que “eso se ve claramente porque los artículos que incluyen el acuerdo han incrementado sus ventas apróximadamente en un 500%”.

Control del acuerdo. Aunque los supermercadistas tienen el compromiso de llenar las góndolas con un reemplazo de un mismo valor, no siempre ocurre y el desabastecimiento es frecuente.

   Aviano señaló que a nivel nacional los controles en los súper son frecuentes pero se mostró disconforme con el seguimiento a nivel provincial. Sobre la cuestión, afirmó que debería haber más controles para evitar que en comercios que integran el acuerdo los proveedores vendan a un precio y en los que no a otro valor y mencionó que una gaseosa se puede encontrar a 14 pesos en un negocio y a 18 en otro. “Demandamos una mayor acción para frenar esta conducta. Parece que hay una mayor acción del gobierno nacional por cuidar y sancionar mientras que en Santa Fe vemos una inacción que nos llama la atención, a comparación con otras provincias. La Nación no puede enviar inspectores a Santa Fe sin que la provincia lo solicite”, consideró y dijo que “esto del acuerdo de precios hay que sacarlo de la política partidaria”.

Incumplimientos. A nivel local, la Asociación de Empleados de Comercio de Rosario (AEC) se puso al frente del control del acuerdo y salió a relevar el cumplimiento en los comercios de la ciudad.

   En el segundo recorrido que realizaron entre las cadenas locales de supermercados detectaron que se incumplen cada vez más con el acuerdo de Precios Cuidados, ya que el promedio de ausencia de productos bajo convenio en los negocios rosarinos trepó al 70% en los primeros días de marzo mientras que en el anterior monitoreo alcanzaba el 40%.

   Sobre las faltantes, Verónica Solmi, gerente de la Cámara de Supermercadistas de Rosario, dijo que se está trabajando muy de cerca con la Secretaría de Comercio Interior a través de un sistema de alertas tempranas para comunicar cuando haya faltantes. “Todo está funcionando y no tuvimos grandes faltantes”, puntualizó.

   Mariano Martín, presidente de Casar, señaló que existe un contacto muy fluido con los proveedores, a través de la Secretaría de Comercio Interior, para tener el abastecimiento de los productos ya que en algunos casos “la industria demora la entrega y dice que es por problemas de producción”.

   El tema precios es clave este año, el titular de Casar indicó que durante los primeros meses del año el consumo giró a productos más baratos y estimó que la tendencia seguirá en el corto plazo, aunque se mostró optimista con el giró que pueda darse tras el cierre de las paritarias. “Los precios los va acomodando la demanda y no convalida los aumentos excesivos, el consumo de la carne cayó 15% después de los aumentos”, afirmó Martín.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario