Economía

La economía social saca la mesa de trabajo a la calle

Se gesta en Rosario y el todo el país una iniciativa del Inaes que se basa en la labor en comisiones, que tiene como base al asociativismo

Domingo 24 de Enero de 2021

Pese a las complicaciones que impuso e impone la pandemia por Covid-19, se gesta en Rosario una iniciativa relacionada al asociativismo y economía social impulsada desde el Instituto Nacional de Economía Social (Inaes), y que ya está comenzando a funcionar en algunos lugares del país de la mano de otra iniciativa muy promovida su ex titular, el fallecido Mario Cafiero: la moneda Par, un sistema de crédito mutuo para intercambiar bienes y servicios, gestionado en forma virtual, a través de una plataforma,con tecnología blockchain.

“Inaes en las calles” es un programa que consiste en la formación de mesas de asociativismo y economía social en todo el país, trabajando en comisiones que responden a un núcleo promotor y con la adhesión y compromiso de trabajo de diversas organizaciones, gremios, universidades, vecinales, clubes, entre otras.

Rosario tiene su núcleo, y cuenta con la adhesión de un centenar de organizaciones hasta el momento, entre asociaciones civiles, mutuales, deportivas, vecinales, gremios como ATE, CTA y Amsafe, bancos, escuelas, bibliotecas, centros comunitarios, organizaciones sociales como la Ctep, comunidades de pueblos originarios, cooperativas, empresas recuperadas, comedores, merenderos y ONGs, entre otras.

También participan organismos públicos como las áreas de agricultura familiar y emprendedurismo a nivel nacional y provincial, el Ministerio de Trabajo de la Nación, la Secretaría de Desarrollo Económico y Empleo de Rosario, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Arraigo de Santa Fe, la Dirección de Niñez y Adolescencia provincial, y la subsecretaría de Economía Social local. Asimismo, adhieren universidades como la UNR y Ucel, centros de estudios y observatorios de políticas públicas, de la economía popular, social y solidaria.

En la ciudad ya conformaron 12 comisiones de soberanía alimentaria, energías renovables y medio ambiente, géneros y diversidades, clubes y asociaciones deportivas y vecinales, apoyo técnico, contable y legal para el fortalecimiento de la comercialización y mercados populares, infraestructura urbana, educación, pueblos originarios, cooperativismo y mutualismo, inclusión y promoción de derechos, financiamiento (Moneda Par), cuidados y salud.

>> Leer más: Una moneda para el intercambio de bienes, servicios y saberes

En estos espacios que demandan encuentros regulares se debaten y coordinan los proyectos que surgen en cada área. Así, se facilita la organización de la comunidad asociativa, con decisiones colectivas y por consenso.

En el resto de la provincia también se van conformando mesas en Santa Fe, que ya está trabajando con circuitos comerciales y tiene varios proyectos más, también en Rafaela y así se van sumando más localidades.

Proyectos

Entre las primeras ideas que surgieron del Núcleo Promotor Rosario (NPR) está la de la Comisión de Fomento del Cooperativismo y Mutualismo, que propuso en principio ordenar la nómina de participantes y armar listas de difusión de las actividades y del trabajo en comisiones.

También se prevé organizar una red de compras comunitarias programadas de alimentos de primera necesidad (leche, pastas, panificados, frutas, verduras) y artículos de limpieza, entre otros.

Con ese proyecto se busca primeramente un espacio de vinculación de los productores de la economía popular, social y solidaria del NPR con los consumidores, que pueden ser los asociados de las mismas organizaciones que integran la red o bien la comunidad en general.

Con esta estrategia de compra comunitaria se acortan pasos en la cadena de comercialización y se accede a precios más baratos.

Serán las comisiones de soberanía alimentaria, apoyo técnico-comercialización, fomento y financiamiento-moneda par, las que luego evaluarán si este proyecto es sustentable. En una primera etapa, el medio de pago sería el peso argentino, pero la idea es comenzar a utilizar la moneda comunitaria digital Par.

Otro proyecto ya en marcha viene de la mano de la Mutual de la Asociación Médica de Rosario (AMR), que facilitó la entrega de semillas para organizar huertas en 13 organizaciones que participan del Núcleo Promotor de la Mesa de Asociativismo de Rosario. La acción solidaria se concretó gracias a la vinculación de Patricia Dulcich, representante de AMR, con Darío Giménez, técnico de la agencia local del Inta.

La Mutual de Socios de la AMR participa activamente de la organización de la mesa rosarina y tiene una amplia experiencia en generar entramados sociales a partir de su programa de acción social “Creando Puentes”, que este año cumplió una década de trabajo, durante la cual apoyó proyectos de 156 organizaciones rosarinas.

En el ámbito del Núcleo Promotor Rosario, la AMR ya había impulsado otro vínculo entre organizaciones con la cooperativa Cotar, mediante el cual el área de Acción Social acordó comprar miles de litros de leche.

En carpeta

Dentro de los próximos desafíos del NPR está el de crear una cooperativa de logísticas para una futura red de ferias y agroeconomía. Esa interconexión es vital para asegurar la sustentabilidad de los mercados organizados, dejando de lado los intermediarios para bajar precios de góndolas.

También el acceso a la tierra es uno de los pedidos más fuertes desde las organizaciones sociales para la producción de alimentos, por lo que se analiza qué acciones pueden dar respuesta a estas demandas que son vitales para la generación de trabajo, uno de los objetivos centrales de las mesas.

“Las mesas de Rosario son potentes porque empiezan a transitar un camino en base a algunas propuestas que nosotros hacemos con otros organismos del Estado. Cabe aclarar que no es el Estado ni el Inaes el dueño de las mesas. Sólo bajamos propuestas de proyectos de red hacia la soberanía alimentaria, generar entretejidos, entramados de relaciones, y nos acompaña el Inta, nos Senasa, la Secretaría de Agricultura Familiar, el Inase, desarrollos sociales, las áreas de mercado de cercanía, de desarrollo local, social y el Inti social”, remarcó Carlos Cleri, director de Desarrollo Federal, Cooperativo y Mutual del Inaes.

El funcionario explicó que “hay que organizarse y construir poder desde la base, desde la historia, resolver los problemas y hacer realidad los anhelos y las cosas que uno quiere para la comunidad. Y por otro lado con un concepto federal que vaya de la periferia hacia el centro, y que debería terminar con un país que se vista de federalismo”.

“La sorpresa fue que la prédica fue buena, el empuje de conformar el tercer motor de la economía que es el sistema asociativo y un cambio de la forma de las relaciones que no tenga que ver con las cosas, con el lucro, con la acumulación de riqueza sino con la calidad de vida, el buen vivir de las personas. A esto sólo lo guía el bien común”, añadió y comentó que “estamos terminando el año con 129 núcleos, con mayor o menor avance”.

“Es una red amplia que empieza a encontrar sus transferencias de conocimientos, de experiencias, de manera solidaria, pensando en términos de reciprocidad, de construcción conjunta y encontrando corredores donde se cambian excedentes y faltantes. Naturalmente estamos guiados por que la mayor cantidad de cosas se produzca localmente, el compre local es importante, pero no todo se puede producir localmente. Donde se producen manzanas es difícil que se produzca yerba. Entonces en Misiones se consumen manzanas del Alto Valle, y en éste se consume yerba misionera, con un precio justo para el que produce y para el que consume, generando puestos de trabajo y satisfacción de necesidades”, resumió.

Soberanía alimentaria

Recientemente representantes de ocho organismos estatales se reunieron para analizar una propuesta del proyecto comunitario “Hacia la Soberanía Alimentaria”, para construir sistemas solidarios de producción, distribución y consumo de alimentos, con el objetivo de generar trabajo y lograr precios justos, mencionado anteriormente. “Esta es una alianza entre pares, lo importante no es quién ejecuta una política sino que esa política se lleve adelante. Este grupo de organizaciones del Estado que están dispuestas a trabajar juntas con vocación de servicio, puede cambiar muchas cosas. Si sembramos comunidad, sembramos emancipación”, afirmó Cleri, quien busca crear una red de producción, distribución y consumo que articule una organización con criterios que incorporan la sustentabilidad social y ambiental, a partir de los proyectos que surjan en las Mesas del Asociativismo y la Economía Social.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS