Bicentenario

"La sociedad tiene una imagen del científico bastante distorsionada"

Con una cargada agenda de actividades, que incluyó la visita de centros de investigación, universidades y una reunión con el gobernador de la provincia, Hermes Binner, esta semana estuvo en Rosario la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Marta Rovira.

Sábado 09 de Agosto de 2008

Con una cargada agenda de actividades, que incluyó la visita de centros de investigación, universidades y una reunión con el gobernador de la provincia, Hermes Binner, esta semana estuvo en Rosario la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Marta Rovira. Continuar con la política de incorporación de becarios e investigadores, y mejorar la difusión de las acciones del organismo son para la funcionaria algunas de las claves de su gestión, iniciada este año en reemplazo de Eduardo Charreau.

"Para mí es muy importante conocer la gente que trabaja en el Conicet y qué están haciendo en los institutos de las distintas provincias", expresó Rovira a La Capital, sobre la visita a Santa Fe, la primera provincia a la que llega como presidenta de la institución, creada hace 50 años por el Premio Nobel Bernardo Houssay. Su arribo a Rosario incluyó además una reunión con el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación santafesino, David Asteggiano, para analizar la posibilidad de emprender acciones conjuntas, como becas cofinanciadas y proyectos comunes.

Presidenta del directorio del Conicet desde abril de este año, Marta Rovira es la primera mujer en la historia de la institución en acceder a ese puesto. Es doctora en ciencias físicas egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y dirigió el Instituto de Astronomía y Física del Espacio. Destaca la buena gestión anterior del organismo, y anticipa que va continuar con la política de incorporar 1.500 becarios y 500 investigadores por año, además de la posibilidad de otorgar subsidios durante tres años a cada proyecto seleccionado".

La creación de un ministerio nacional y una secretaría en Santa Fe para coordinar las actividades científicas son señales que Rovira juzga como positivas, porque implican "una nueva mirada sobre el tema, y un reconocimiento de la importancia de las ciencias". "Ahora el desafío es tratar de ver que las investigaciones y trabajos que se hacen, tanto desde el Conicet como en las provincias, les sirven a la sociedad y tienen aplicación para resolver los problemas de la gente", destaca la titular del organismo nacional.

Divulgación y medios. Pero otra de las metas que se propone en su gestión la funcionaria nacional es "cambiar un poco esa imagen del Conicet como organismo de investigadores encerrados". "Creo que la sociedad tiene una imagen del científico bastante distorsionada", apunta. En ese sentido, destaca como positiva la función que cumplen los programas de divulgación científica, como los que llevan adelante Diego Golombek, Adrián Paenza y la actriz Natalia Oreiro, quien desde Canal 7 conduce Recurso Natural, un envío sobre el cuidado del medio ambiente gestado por el Conicet. "Creo que hay que tratar de fomentar más este tipo de emprendimientos", destacó Rovira.

Consultada sobre el reclamo del grupo de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP) —becarios del Conicet y otros institutos que reclaman mejoras salariales y en las condiciones de trabajo— Rovira remarcó que se están haciendo reuniones con todas las instituciones que dan becas a "estos buenos estudiantes, pero con la idea que se formen mejor para después seguir trabajando". "Les damos una beca, los 3 meses de licencia para las embarazadas y el mes de vacaciones, pero cualquier otra cosa implicaría una relación de dependencia, y eso ya sería otra figura, como si fueran empleados del organismo", concluyó.

La agenda de Santa Fe. Reunido con Rovira, el secretario santafesino, David Asteggiano, destacó entre los ejes de su gestión "el desafío de desarrollar una política provincial de ciencia y tecnología". En ese sentido, se refirió a la presentación de un programa de promoción de actividades científicas y tecnológicas, además del financiamiento de proyectos de investigación y desarrollo en temas de interés provincial. "Esto es importante porque por primera vez hay fondos propios para poner esas capacidades a estudiar problemas regionales", cuenta Asteggiano, y agrega: "Eso hace que se visualice más fácilmente el esfuerzo del conocimiento ligado a la vida de la gente y del lugar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario