Política
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Una multitud exigió en Rosario la aparición con vida de Maldonado

La marcha ocupó más de diez cuadras y reunió a unas 40 mil personas en un acto en el Monumento por el joven artesano desaparecido en el sur.

"¿Dónde está Santiago Maldonado?". La pregunta que interpela al gobierno nacional y estremece a la sociedad dominó la cabecera de una multitudinaria marcha en Rosario que culminó en el Monumento a la Bandera. Esa consigna fue el elemento unificador que reunió a miles de personas, en una manifestación que superó largamente las diez cuadras y donde se pidió la aparición con vida de este joven que fue visto por última vez el 1º de agosto en una manifestación de la comunidad mapuche en Cushamen, Chubut.

La convocatoria agrupó a organizaciones de variada orientación política, pero con un objetivo aglutinante: reclamar una respuesta del Estado por la desaparición del artesano de 28 años, ya que no tienen sospechas sino la plena seguridad de que se lo llevó la Gendarmería, con lo cual el caso se encuadra en una "desaparición forzada de persona".

"Lo sabía, lo sabía, que a Santiago se lo llevó Gendarmería", fue la consigna más cantada en la marcha que arrancó de la plaza San Martín, siguió por Dorrego hasta San Luis, para bajar desde allí hasta Buenos Aires y desembocar en el Monumento, literalmente inundado de manifestantes, la mayoría de ellos portando la imagen del joven desaparecido.

Réplica

La marcha de Rosario fue una réplica de las tantas que hubo en el país, con epicentro en Capital Federal, donde en un acto en Plaza de Mayo, los familiares de Maldonado vertieron duras críticas al gobierno de Mauricio Macri y reclamaron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (ver página 11).

Aquí en Rosario también la figura de Bullrich fue una de las más castigadas por el voceo de la multitud, que en repetidas oportunidades pidió su renuncia.

"Macri, basura, vos sos la dictadura", fue otra de las consignas cantadas, ya convertida un clásico en este tipo de manifestaciones que congregan a organismos de derechos humanos y partidos mayoritariamente de izquierda.

A diferencia de otros actos, donde suelen haber discursos y un documento unificado, esta vez la manifestación fue más bien inorgánica. Los carteles y banderas, todas referidas a Maldonado, fueron el argumento gráfico que vehiculizó la repulsa por otro desaparecido en democracia, sin que el Estado aún tenga una respuesta concreta sobre el caso.

Por eso mismo también hubo referencias a Julio López, el albañil que desapareció en 2006, en el gobierno de Néstor Kirchner, tras declarar en La Plata en el juicio que condenó al represor Miguel Etchecolatz.

"Santiago Maldonado, presente, ahora y siempre", retumbaba una y otra vez en la explanada del Monumento. Este grito de presencia se mezclaba con toda clase de anatemas hacia el gobierno, principalmente dirigidos hacia Macri y Bullrich.

Además de exigir que aparezca con vida Maldonado, los manifestantes reclamaron el "desmantelamiento del aparato represivo del Estado" y la derogación de la ley antiterrorista.

Si bien el grueso de los manifestantes marchó hacia el Monumento, otro grupo, identificado con banderas anarquistas, que se había concentrado en la plaza San Martín, decidió dirigirse hacia la Bolsa de Comercio para protestar allí.

Partidos políticos, organizaciones sociales y sindicatos nutrieron con sus militantes a las gruesa columna que recorrió el microcentro hasta el Monumento. Pero también se pudo ver a mucha gente marchando, muchos de ellos con sus hijos, entremezclados con la militancia con pertenencia orgánica.

Fue tal la magnitud de la marcha que cerca de las 20 todavía seguían ingresando gente por el pasaje Juramento, cuando la cabeza de la manifestación había arribado una hora y media antes.

Comentarios