Policiales
Jueves 08 de Junio de 2017

Ladrones coparon durante tres horas una vivienda rural en Ibarlucea

Cinco hombres armados sorprendieron a dos mujeres. Revolvieron todo y se fueron con una importante suma de dinero y otros elementos

La tranquera estaba abierta, como en los viejos tiempos de la zona rural de Ibarlucea. Dos mujeres tomaban unos mates en la cocina cuando cinco hombres armados que llegaron en una camioneta Hilux color blanca las sorprendieron. A partir de ahí comenzó un robo típico de los que se desarrollan en zona rural. Los ladrones se instalaron y comenzaron a revolver todo a su paso hasta sentirse satisfechos con el botín. Quien conducía la gavilla amenazaba con matar a una de las mujeres si su madre no brindaba información sobre donde estaban los objetos de valor.

Los vecinos indicaron que los ladrones permanecieron alrededor de tres horas en la vivienda. Extraoficialmente, trascendió que los hampones huyeron con alrededor de 80 mil pesos, mil dólares, joyas, electrodomésticos y herramientas.

Calma y datos

La vivienda robada está ubicada en zona rural, sobre la ruta 34S, conocido por los lugares como el camino de La Calma ya que es el que se utiliza para llegar a la quinta del mismo nombre, al oeste de Ibarlucea. Algunos vecinos refieren que a esa altura la 34S se denomina Shila Oeste y que el barrio (aunque es zona rural) se llama Los Sauces.

Al llegar hasta la tranquera de la vivienda asaltada puede inferirse que los ladrones llegaron con un dato, errado o no. Es que la casa vecina más cercana está a unos 300 metros, mientras que el casco urbano de Ibarlucea se encuentra aproximadamente a veinte cuadras de tierra.

En el lugar residen un matrimonio de adultos mayores y su hija en un predio donde hay una vivienda de campo amplio y un depósito para máquinas y herramientas. "La verdad es que no se qué dato tendrían los ladrones porque son gente de trabajo. Tienen un puesto de venta de flores en el cementerio de Ibarlucea. A lo mejor se habrán pensado que tenían dinero porque hace poco tiempo atrás cambiaron la chata", indicó uno de los vecinos del lugar que se detuvo en un cruce de caminos ubicado a medio kilómetro de la casa robada.

Silencio obligado

"No queremos hablar con la prensa, nos dieron la orden de no hablar". Desde lejos, entre ladridos de perros y algunos insultos, la familia asaltada eligió el silencio. Así dejó en manos de los investigadores la historia oficial. Sus vecinos contaron que la zona sufre desde hace cerca de un año una serie de asaltos de características similares. Con ladrones que conocen los movimientos y a qué hora deben pegar.

"Por lo que sabemos el dueño de casa no estaba y la señora y su hija estaban en la cocina cuando los ladrones entraron. El las encontró al mediodía y fue a pedir ayuda a un vecino" , explicó un residente de la zona. No hubo más testigos que las víctimas y en las inmediaciones de la casa robada no hay cámaras.

La investigación quedó en manos del fiscal de Investigación y Juicio Nicolás Foppiani. Extraoficialmente se supo que a la familia le robaron alrededor de 80 mil pesos, mil dólares, joyas varias, dos televisores y herramientas.

Comentarios