Policiales
Jueves 20 de Abril de 2017

Atacaron a tiros un bar y su encargada recibió tres balazos

Ocurrió la noche del martes en un local que ya había sido blanco de una balacera a fines de marzo. Una mujer de 42 años está internada en estado delicado

Un ataque a tiros perpetrado desde una moto en movimiento contra un bar y pool cercano a la Terminal de Ómnibus Mariano Moreno culminó con la encargada del comercio gravemente herida luego de ser alcanzada por dos balazos. El hecho ocurrió la noche del martes en Castellanos al 600 y al cierre de esta edición la víctima, una mujer de nacionalidad dominicana y de 42 años, permanecía internada en terapia intensiva del Hospital Centenario con pronóstico reservado.

La balacera contra el local fue la segunda ocurrida en menos de un mes, teniendo en cuenta que veinte días atrás dos motociclistas que pasaron por allí dispararon al menos seis veces. Tanto vecinos como algunas fuentes policiales consultadas vinculan lo ocurrido con la venta de drogas y el negocio de la prostitución, pero no hubo datos en ese sentido confirmados oficialmente desde la investigación en manos del fiscal de Homicidios Pablo Pinto.

Tres tiros

El violento episodio ocurrió alrededor de las 20.45 del martes en un local ubicado en Castellanos al 600, casi a mitad de cuadra, sobre la vereda este. Se trata de una construcción de dos plantas: en la de arriba hay una vivienda y en la de abajo funciona el local. El establecimiento no tiene un nombre visible, más allá de un cartel que anuncia que se trata de un "café bar" que se ofrece "minutas, platos, pool, tragos". Ayer al mediodía estaba cerrado con una persiana celeste que impedía ver el interior, aunque un vecino contó que cuenta con un par de mesas de pool y cuatro o cinco más para sentarse a tomar algo. El mismo hombre sostuvo que suele abrir sus puertas a media tarde y funciona hasta entrada la madrugada.

Según la información proporcionada por la Fiscalía Regional a partir de los datos preliminares, dos hombres pasaron en una moto y efectuaron tres disparos (una versión indica que uno de ellos se bajó del rodado para tirar). En el interior estaba María Pérez Paniagua, una dominicana de 42 años sindicada como dueña o encargada del bar, que por estar cerca del ingreso fue alcanzada por los balazos.

Tras el episodio arribaron al lugar peritos criminalísticos de la Policía de Investigaciones (PDI) pero no hallaron vainas servidas, por lo que no se descarta que los disparos se hayan realizado con revólveres. Según voceros judiciales, el fiscal ordenó una serie de medidas entre las que se encuentra el análisis de imágenes captadas por cámaras de vigilancia de la zona y las declaraciones a algunos testigos.

La mujer herida fue trasladada por un familiar en un auto particular hasta el Hospital Centenario, donde entró al quirófano minutos antes de las 22. "Ingresó con un shock hipovolémico, una herida de arma de fuego en el tórax y otra en el abdomen lo que le provocó un neumotórax y tuvo que ser operada de urgencia. Luego quedó internada en terapia intensiva y se espera su evolución", sostuvo el director del efector, Adrián Rascón.

Zona violenta

En la zona donde ocurrió el ataque funcionan varios bares nocturnos y hay paradas fijas de trabajadoras sexuales. Por eso es que en los últimos años hubo varios allanamientos en el marco de investigaciones por trata de personas. En 2011, por ejemplo, se clausuraron cuatro prostíbulos, uno de ellos en la misma cuadra de Castellanos al 600 donde entonces trabajaban una mujer de nacionalidad dominicana, otra paraguaya y una joven argentina de 21 años embarazada de seis meses.

"No es la primera vez, el mes pasado hubo otro tiroteo", dijo a este diario un vecino que rompió con el silencio de la cuadra, donde nadie dijo haber visto lo sucedido, pero escucharon "dos o tres disparos". El hombre se refería a un violento hecho ocurrido el pasado 29 de marzo cuando dos personas pasaron en una moto y dispararon al menos seis veces contra el frente del bar, lo que ocasionó la rotura de cristales de algunos vehículos estacionados.

Otro episodio de sangre vinculado con el del martes ocurrió la tarde del pasado 17 de enero cuando, según diera cuenta este diario, tres personas sufrieron heridas cortantes en una violenta pelea ocurrida en el bar. En aquella ocasión, según trascendió, la gresca se desató cuando varias personas comenzaron a arrojar piedras contra el negocio.

Entonces también resultó herida María Pérez Paniagua, quien sufrió una lesión cortante en el cuero cabelludo. Asimismo, una mujer de 51 años recibió un corte en un glúteo y una travesti presentó una herida superficial en el abdomen. Según se dijo aquel día, el problema se había originado por una suerte de "competencia" entre dos locales que ofrecerían servicios sexuales.

cerrado. El local atacado ayer a la tarde tenía sus persianas bajas.

Comentarios