La ciudad
Miércoles 07 de Junio de 2017

Una batahola fatal que se gestó en la discoteca

El boliche Free Pass tiene numerosos antecedentes por contravenciones y faltas graves que sustentan el rechazo a la transferencia de la habilitación. El suceso más grave ocurrió hace ya tres años y medio y dejó como saldo una víctima fatal.Alrededor de las 5.30 de la mañana del domingo 1º de diciembre de 2013, dos grupos de jóvenes que habían salido del boliche ubicado en Rioja al 1200 se enfrentaron en una fenomenal batahola en la esquina de Entre Ríos y San Juan.

En ese marco, Eugenio Guadagnoli, de 19 años y domiciliado en Mendoza al 1200, resultó mortalmente herido con dos puntazos en el costado izquierdo del cuerpo.

En noviembre del año pasado, la Secretaría de Control municipal clausuró en forma preventiva el mismo boliche. La medida, por 72 horas, fue pedida por los fiscales de Flagrancia David Carriza y Silvia Castelli, en el marco de la investigación a partir de la golpiza que recibió un joven de 19 años, presuntamente a manos de patovicas.

El chico debió ser internado con fractura de nariz, golpes en los pómulos y seis puntos en el cráneo. Y en abril de 2014, el local de Rioja al 1200 fue clausurado por personal de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana por la presencia de jóvenes menores de edad en el lugar.

Durante el procedimiento se remitieron al corralón diez motos ubicadas fuera del boliche, porque sus conductores no pudieron acreditar la documentación obligatoria para circular.

Comentarios