Información general
Martes 18 de Abril de 2017

A diez años de la misteriosa desaparición de Maddie, la niñera rompió el silencio

La mujer que cuidaba a la pequeña cuando desapareció durante las vacaciones familiares en Portugal. Su testimonio es clave para echar luz sobre la responsabilidad de los padres en el incidente.

A poco de cumplirse diez años de la desaparición de Madelaine McCann, a quienes sus papás llamaban "Maddie", se conoció el testimonio de una de las niñeras de la pequeña. Cuando desapareció, Maddie se encontraba con su familia de origen inglés en un resort de Portugal.
El caso conmovió al mundo y derivó en una infinidad de críticas hacia sus padres, Gerry y Kate, quienes la dejaron sola junto a sus hermanos gemelos de dos años para ir a comer con unos amigos.Tras una década, no hay una sola pista firme sobre qué pasó con Maddie. Además jamás se encontró su cuerpo ni hay detenidos.
Por primera vez una de las niñeras que cuidó a la chica de cuatro años antes de que desapareciera habló con el diario británico The Mirror y contó lo que ocurrió la noche del 3 de mayo de 2007.

Embed

También reveló algunas características del resort Blue Ocean de Praia da Luz: según su testimonio, a las empleadas mujeres les habían pedido que no caminaran solas de noche por el lugar y que usaran un silbato anti-violación. "Tenía la sensación de que los del pueblo no nos querían allí", explicó.
"Un padre se me acercó y me dijo que estaba ocurriendo algo. Que alguien estaba buscando a su hijo. No pensé que fuera a ser Maddie", contó. Cuando llegó al departamento de los McCann los encontró en shock. "Kate estaba llorando y casi en estado catatónico. Gerry estaba muy angustiado. Esto es lo que realmente recuerdo de él, verlo buscar debajo de los coches. No puedo olvidar eso".
Embed

"Se nos dijo que empezáramos a buscar en tachos de basura por si acaso el cuerpo estaba allí. Ahí fue donde me di cuenta de que la cosa iba en serio", recordó la mujer que en 2007 tenía 20 años.
Además fue crítica del trabajo de la policía portuguesa: "No pudieron encontrar ninguna evidencia. Nosotros trabajamos en lugar de la policía, pero éramos unos adolescentes. Es por eso que después los oficiales intentaron captar el minuto a minuto de cada uno de nosotros, porque ellos no estuvieron allí", aseguró.
La mujer también se mostró sorprendida cuando los padres de Maddie aparecieron en los medios como posibles sospechosos. "Les digo que no, no hay manera. Cómo estaban, sus reacciones, todo el asunto. De ninguna manera"", dijo en referencia a la culpabilidad de los papás.
Sobre Maddie dijo: "Recuerdo su carácter y temperamento. Ella era un poco tímida, muy dulce. Nada ruidosa. Le damos el mismo cuidado a todos los niños, pero ella era una ternura y un verdadero amor".
Madeleine desapareció del cuarto del hotel mientras sus padres comían con sus amigos en un bar de tapas a metros de donde dormía junto a hermanos gemelos, Amelie y Sean. La ex niñera dijo que comer mientras los niños estaban en los apartamentos era "muy normal" en tales centros turísticos.
"Recuerdo haber pensado, incluso antes de que yo los conociera, que se veían como la familia perfecta", finalizó.

Comentarios