El Mundo
Miércoles 19 de Octubre de 2016

En Venezuela, el gobierno postergó para 2017 unas elecciones decisivas

El organismo electoral de Venezuela postergó para 2017 las elecciones de gobernadores que debían realizarse a fines de 2016, aumentando la tensión política a una semana de la recolección de millones de firmas necesarias para convocar el referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

El organismo electoral de Venezuela postergó para 2017 las elecciones de gobernadores que debían realizarse a fines de 2016, aumentando la tensión política a una semana de la recolección de millones de firmas necesarias para convocar el referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

"Las elecciones regionales (de gobernadores) quedan establecidas para finales del primer semestre de 2017", informó la presidenta del cuestionado Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, en la televisión estatal. Por mandato constitucional, los comicios de gobernadores deben celebrarse a fines de este año, al cumplirse el cuatrienio para el cual fueron elegidos en diciembre de 2012. Lucena no explicó las razones del aplazamiento y tampoco hizo mención al proceso de referendo. Sólo añadió que las elecciones municipales se celebrarán en "el segundo semestre de 2017", como estaba previsto, y en marzo y abril las primarias de las organizaciones políticas.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que ganó en forma arrasadora las legislativas de diciembre pasado, no había reaccionado anoche aún a estos cuestionables anuncios. El CNE se ha distinguido por sacar resoluciones que claramente tratan de postergar el referendo revocatorio. Este lunes el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) confirmó una muy polémica decisión del CNE que exige que la oposición recabe 20 por ciento de firmas para convocar el revocatorio en cada uno de los Estados venezolanos. Esta exigencia es abiertamente inconstitucional, ya que el texto de la Carta prevé que para consultas nacionales el país sea considerado un solo distrito. Dirigentes chavistas ya habían deslizado la posibilidad de la postergación de las elecciones regionales. Hace dos semanas, Maduro dijo que organizar elecciones "no era una prioridad" en Venezuela, sino "recuperar la economía". La postergación de las elecciones es en todo caso una demostración de debilidad del régimen chavista: es evidente que si hiciera los comicios este año los perdería por amplio margen, como le ocurrió el año pasado con las legislativas. La impopularidad de la figura de Maduro y de la pésima gestión de su gobierno resulta a estas alturas un dato irremontable. Otros líderes oficialistas también habían señalado que mientras siga el proceso del referendo revocatorio que solicita la oposición no podían celebrarse elecciones.

Para Eugenio Martínez, experto en asuntos electorales, "anunciar de forma abrupta el calendario electoral 2017 podría ser la antesala de la suspensión del revocatorio".La MUD se apresta a recoger, entre el miércoles y viernes de la próxima semana, cuatro millones de firmas (20 por ciento del padrón electoral) que exige el CNE para convocar el referendo. La oposición exige que el revocatorio se haga este año porque si el presidente pierde habría elecciones anticipadas.

Comentarios