Economía
Martes 25 de Abril de 2017

Fuerte reclamo empresario y político para potenciar la hidrovía Paraná-Paraguay

Durante la undécima edición del tradicional congreso organizado por el IDR, se actualizaron los estudios sobre la vía navegable

Empresarios, economistas y políticos de la región coincidieron en señalar la necesidad de poner las obras de acondicionamiento y profundización de la hidrovía entre las prioridades de los planes nacionales de inversión pública para los próximos años. Así lo subrayaron durante el XI Encuentro Argentino de Transporte Fluvial que organizó el Instituto de Desarrollo Regional en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ricardo Sánchez, director de la División de Infraestructura y Recursos Naturales de la Comisión Económica para América latina (Cepal) recordó que hace 25 años, cuando se tomó la decisión de profundizar la vía navegable hasta el Océano, "el impacto en la producción y las exportaciones fue inmediato, con un crecimiento del 24 por ciento anual". Con ese antecedente, instó a provocar un salto similar, priorizando los trabajos de mejoramiento y ampliación de la vía navegable dentro del plan infraestructura del transporte del gobierno nacional.

Julio Calzada, director de investigaciones económicas de la Bolsa de Comercio de Rosario, recordó un estudio realizado por esa entidad el año pasado en el que se concluía que la profundización de la vía navegable, de Timbúes al Océano, de los actuales 34 pies a 36 pies permitiría obtener anualmente un beneficio económico aproximado de 27,2 millones de dólares. Llevar la profundidad de 34 a 38 pies, dijo, ayudaría a alcanzar ahorros de costos de 75,5 millones de dólares por año.

Calzada recordó que por el Gran Rosario se exportó el 78 por ciento de los granos y subproductos y que 7 millones de toneladas de granos se mueven por la hidrovía. "En un año transitan 2.300 embarcaciones, 2.900 barcazas, 2 millones de camiones y 16.300 vagones por la región", dijo.

El subsecretario nacional de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz, presentó el plan nacional de infraestructura de transporte y se focalizó en la tarea que se realiza desde esa dependencia para reducir los costos logísticos. Explicó que frente a la caída de los precios de los commodities, esta tarea se asimila a "un esfuerzo patriótico". Dijo que en los últimos quince meses se logró, a través de acuerdos con los distintos sectores del negocio fluvial y portuario, reducir esos costos en dólares en áreas como el practicaje, el servicio del remolque y la estiba. Señaló que en ese sentido también negocia, desde el cambio de gobierno, con la concesionaria del dragado en la vía navegable, Hidrovías. Y anunció que el año próximo la posibilidad se iniciarían los trabajos para "ensanchar" 22 pasos críticos sobre el río Paraná.

El gobernador Miguel Lifschitz destacó que "el desarrollo de la hidrovía es un proyecto estratégico" para Santa Fe y recordó que por ese motivo creó una dependencia específica dentro del gobierno provincial para impulsar el tema que está a cargo del fundador del IDR, Juan Carlos Venesia. "Articulamos con las seis provincias del NEA y Litoral argentino", señaló para subrayar que el proyecto hidrovía "se construye desde el territorio, de abajo hacia arriba".

El secretario ejecutivo del Comité Intergubernamental de la Hidrovía (CIH), Luis Niscovolos, celebró que en los últimos años "se sacó al organismo del garage y se lo uso andar". El comité reúne a funcionarios de los cinco países que integran la hidrovía y es allí donde se negocian los acuerdos internacionales para el desarrollo de la hidrovía. "Ya hubo cuatro reuniones de la comisión de acuerdo y hubo resultados concretos en materia de navegación, seguridad, control de ilícitos, medio ambiente y vinculación institucional", dijo.

Autopista. La hidrovía Paraná-Paraguay conecta el interior del Mercosur.

Comentarios