Banda de Los Monos
Miércoles 09 de Agosto de 2017

El Servicio Penitenciario negó su responsabilidad por el video de Monchi Cantero

Luego de que Rodenas le pidiera explicaciones, el SPP le apuntó a los jueces que "son los que fijan las condiciones de detención y debilitan los controles"

El video de Ramón Machuca/Monchi Cantero en la cárcel de Coronda dirigido a Alejandra Rodenas generó rápidos interrogantes acerca de cómo y cuándo se generó su registro. "Habría que preguntarles a los responsables del Servicio Penitenciario Provincial (SPP) cómo se pudo haber grabado con tanta libertad ese video desde la cárcel", dijo la ex jueza. El secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, respondió que hay una pesquisa sobre seis celulares descubiertos ayer en una requisa. Pero enfocó a los jueces al decir que éstos, con decisiones con las que ordenan dónde disponer a determinados presos, debilitan las pautas de control que sólo los que gobiernan las unidades penitenciarias conocen.

"Si el video se grabó con un celular, cosa que no sabemos, hay que decir que justo estamos cambiando los inhibidores de señal, porque los que habían se volvieron obsoletos por la tecnología 4G, y para habilitar los nuevos tenemos que esperar autorización del Enacom, que es el ente de comunicaciones", dijo Cococcioni. Pero el problema central lo cifró en algunos pedidos judiciales que disponen sobre dónde localizar a determinados internos, como Machuca.

"Con cierta categoría de presos de alto perfil, entre ellos acusados de narcotráfico, la persona es ingresada al Servicio Penitenciario e invariablemente viene un oficio judicial que nos dice donde ubicarlo", dijo Cococcioni. "Esto ha pasado con Machuca, con Guille Cantero, con Ariel Cantero padre, con Luis Pollo Bassi. Es decir fueron órdenes judiciales las que definieron dónde alojarlos. A nosotros nos han dicho dónde ponerlos", dijo.

Sin nombrarlo, el funcionario aludió, por ejemplo, al camarista Carlos Carbone, que en julio del año pasado ordenó que Machuca fuera pasado al pabellón 8 de Coronda para "gozar de los derechos de otros internos" en ese ámbito. Pero también ha sido la propia Rodenas, el 8 de junio de 2014, la que solicitó la reubicación de Machuca, en la cárcel de Piñero, cuando estaba en un buzón de aislamiento, hacia el pabellón 7.

La última orden judicial en relación a Machuca fue adoptada por Carbone. "Se nos indicó que lo tratáramos como a cualquier otro preso. Con ello se dejó sin efecto la rutina más estricta que tenía. Son decisiones que se toman en el caso concreto, con buena fe, pero sin considerar el efecto. Reivindicamos que sea el SPP el que disponga dónde alojar a los presos, sobre todos los especiales, porque esto hace a la seguridad", dijo el secretario penitenciario. "Se puede concentrar un pequeño sector con mayores medidas de seguridad pero si luego recibo la directiva de alojar a un preso especial en un ámbito común obviamente perdemos efectividad", completó.

El funcionario declaró que el SPP está tomando medidas para hacer más efectivos los procedimientos de requisa. Ayer se encontraron seis celulares en espacios comunes, no en celdas, que se mandaron al Ministerio Público de la Acusación para ser investigados. "Pero si no hay un acompañamiento del poder judicial de reconocer las facultades que tenemos en lo que hace a medidas de seguridad, régimen de vida y horarios vamos a tener estas dificultades".

Comentarios