Turismo

Punta y Piriápolis, los destinos más visitados por los argentinos

La Perla del Este es el sitio más concurrido por los turistas entre los destinos de la costa, seguido por Piriápolis.

Domingo 29 de Diciembre de 2019

Uruguay es de los lugares en el mundo que no pasan desapercibidos y que dejan huella en los turistas que lo visitan. Tiene múltiples atractivos, que van desde las amplias y bellas playas, pasando por su cuidada y ponderada gastronomía hasta los diversos paseos que se ofrecen en temporada alta y baja.

Pero si de playas se trata, Punta del Este es sin dudas el destino más convocante y glamoroso del verano en el este y el más visitado por los argentinos entre los destinos de costa. Un paso más atrás viene Pirlápolis, uno de los balnearios más clásicos y familiares que los turistas argentinos adoptaron como propio.

En los casi 80 kilómetros de la costa este que van desde Solis hasta José Ignacio, en el departamento de Maldonado, son una sucesión de balnearios con paisajes tan variados como maravillosos, agrestes y menos concurridos algunos hasta los más concurridos y pomposos como los de Punta del Este, La Barra y José Ignacio.

>> Leer más: Las tarjetas prepagas, una estrategia para saltar el dólar "turista"

El balneario Solís, en la desembocadura del arroyo del mismo nombre, da inicio a la costa de Maldonado, donde Punta del Este es la gran estrella entre una amplia gama de opciones.

Si bien escolta a Punta del Este, Piriápolis es junto a la Perla del Este, uno de los principales balnearios del país. En torno a estos destinos se localizan otras playas mucho más tranquilas y relajadas, pero igual de bellas como Bella Vista, Las Flores, Playa Verde, Playa Hermosa, San Francisco, Punta Colorada, Punta Negra, Punta Ballena, Manantiales, La Barra y José Ignacio, entre otras.

En esos lugares las playas se alternan entre pueblos pequeños y grandes ciudades balnearias, a la vez que las aguas tranquilas del Río de la Plata van dejándole paso al Océano Atlántico, más verde, animado y desafiante. Todo convive en un marco de armonía extrema y una belleza inconmensurable, como si fuese un cuadro pintado por un artista.

Las playas de Punta del Este

Debido a su privilegiada situación geográfica, Punta del Este tiene playas para todos los gustos. Cada una tiene con sus particularidades y sus devotos.

Las más conocidas son Playa Mansa y Playa Brava y ambas hacen honor a sus nombres, La Mansa como suele denominársele es ideal para niños y para quienes desean tomar un tranquilo baño de mar. Sus aguas bañan la Bahía de Maldonado y la Isla Gorriti.

La Brava, desde la cual se divisa la Isla de Lobos, es para quienes gustan de las aguas más picadas y desafiantes del Océano Atlántico. En invierno, sus olas son el paraíso de aquellos que practican tabla vela.

En estas playas se congregan familias enteras con sus niños; amigos que se juntan para tomar sol y compartir unos mates y bañarse y aquellos que gustan de practicar deportes acuáticos de todo tipo. Contemplar el amanecer o atardecer es un espectáculo imperdible e inolvidable.

>> Leer más: Exceptúan del recargo del 30 por ciento a los viajes en pesos a países limítrofes

La mayoría de estos lugares ofrece pequeños restaurantes que proveen servicio de playa para satisfacer los gustos de los visitantes.

Si bien es cierto que, en temporada alta, las playas de la ciudad pueden estar un poco concurridas, solo basta viajar una corta distancia para encontrar una franja costera casi virgen y prácticamente desértica.

Piriápolis

Entre el mar y las sierras, entre el pasado y el presente, hay una ciudad llena de encanto: Piriápolis. Ubicada a 35 kilómetros de Punta del Este y a 100 de Montevideo, sorprende por su personalidad y su pasión por la magia.

La historia de Piriápolis está cargada de leyendas que se revelan a cada paso. Es uno de los balnearios más antiguos del país, caracterizado por su gran tradición turística y su diversidad de propuestas. Cerros impresionantes, paseos culturales, construcciones históricas, movida nocturna y amplias y bellas playas explican por qué Piriápolis es siempre uno de los lugares favoritos en la costa de Maldonado.

Dos castillos (el de Francisco Piria, a quien le debe el nombre de la ciudad, y Pittamiglio), el nuevo puerto, aerosillas, siete cerros, el mítico Argentino Hotel y la feria artesanal en el Paseo La Pasiva, son algunos de los atractivos que tiene este destino clásico de verano en la costa uruguaya. También se puede recorrer la costa en barco, pasear a caballo, realizar actividades náuticas, practicar trekking por las sierras o contemplarlas en bicicleta. La propuesta turística es generosa y abarca todos los gustos, aunque mayormente es un lugar elegido por las familias debido a su belleza, pero también a su tranquilidad.

>> Leer más: Antía propuso una región conjunta entre Uruguay y Argentina

“Siempre venimos a Uruguay y elegimos Piriápolis, porque es un lugar muy tranquilo”, resume Carlos, el papá de una familia argentina. Y agrega: “Además, porque tiene precios más accesibles que Punta del Este, y se acomoda a nuestro presupuesto”, Igual, aunque no haga falta, aclara que “algunos días nos gusta ir para allá”.

Lo que sucede es que es muy marcado el contraste entre esta ciudad y Punta, que está a 40 minutos en auto y en donde los espectáculos, el glamour y la alta gastronomía son parte de la rutina diaria. Pero a su vez están tan cerca que cualquier momento es bueno para moverse de una a la otra

La Rambla de los Argentinos es el lugar donde se concentra todo en Piriápolis: la playa, los comercios, los restaurantes y los hoteles. En ese centro geográfico está, además, la respuesta del porqué de los miles de visitantes argentinos que la eligen para pasar unas apacibles vacaciones: la tranquilidad y el hecho de que todo está a mano.

“Nos lo recomendaron para venir con la nena”, admite Esteban, padre de familia, que viajó con su esposa y su hija de dos años. “Es un ambiente más familiar y hay actividades para realizar juntos”, asegura.

En Piriápolis solo se respira tranquilidad. Las playas son un remanso, la constante es un mar tranquilo, niños corriendo, adultos tomando sol y un silencio que invita a relajarse de la mejor manera.

Los kilómetros de extensas playas culminan antes de llegar al puerto, donde las rocas impiden ver más allá, aunque permiten contemplar la majestuosidad del Cerro San Antonio, que desde arriba contempla y parece cuidar la ciudad.

Pasando el cerro San Antonio, se descubren las infinitas y casi desiertas playas de Punta Negra y Punta Colorada.

En la primera se puede alternar entre la tranquilidad, la majestuosidad de la playa, practicar deportes, hacer cabalgatas y disfrutar de la vida familiar a pleno. Entre las rocas coloradas, y detrás de las altas dunas se pueden presenciar atardeceres asombrosos. Es un lugar encantador que vive ente la tranquilidad de los pescadores y la búsqueda de calma de quienes llegan hasta sus costas.

Gastronomía

Si bien la gastronomía de Uruguay es muy variada y en los últimos años se ha ido transformando y enriqueciéndose con los distintos sabores que tiene la gastronomía internacional, por tratarse de lugares con tradición pesquera, los sabores del mar son los protagonistas indiscutidos de la gastronomía en estas ciudades. En ellas, hay todo tipo de restaurantes, desde aquellos más accesibles que ofrecen menús turísticos, hasta los de cocina internacional, donde disfrutar de creativas cocinas de autor en entornos cálidos y rústicos, acordes al estilo más distendido y tranquilo o chic de acuerdo a la zona.

La cocina uruguaya es básicamente muy parecida a la argentina, además de poseer toques de otras culturas como la europea, donde destacan la italiana y la española. Es una cocina llena de sabor, que se basa principalmente en productos como la carne de vaca, donde los amantes de la buena carne disfrutarán saboreando las diferentes maneras de prepararla.

También los productos lácteos y sus derivados como quesos, yogures, etc. Y, obviamente, el infaltable mate, una de las infusiones más conocidas por los argentinos.

Entre los platos típicos se destacan el asado; y las tradicionales empanadas de carne, milanesas, además de las ricas pizzas y pastas. El chivito es otro plato típico uruguayo, que consiste en un sándwich de carne el cual contiene panceta, queso, tomates, huevos, aceitunas, cebollas, mayonesa y ketchup.

Sea una cosa u otra, lo cierto es que en los últimos años la cocina uruguaya ha ido tomando mayor protagonismo y atención.

Cómo llegar

El ferry de Colonia Express tiene tres frecuencias diarias a Colonia desde Buenos Aires. El viaje demora 1 hora 15 minutos, además del micro de traslado a Punta del Este y Piriápolis. El costo del servicio para el verano es desde $ 2.740 el tramo (barco + bus). También tiene bodega para vehículos y ofrece paquetes en alojamientos en pesos y en cuotas con tarjeta de crédito

Por vía terrestre

Desde Rosario a Montevideo: el servicio sale domingo, lunes, miércoles, jueves y viernes a las 23.30. Tiene un costo de 2845 pesos coche cama (2380 semicama). Es con azafata y servicio a bordo (incluye cena y desayuno). También llega a Piriápolis, Punta del Este y La Paloma.

Alojamiento

Hotel Argentino

Tiene una promoción por plan anticipado por siete días en habitación doble con desayuno y media pensión (incluye todos los servicios del hotel). En enero, la tarifa es 208 dólares por día, en febrero 188 por día. Para una familia con dos hijos menores de 12 años, tiene una promoción de 58 dólares por día por persona en base cúadruple (mínimo siete días), con media pensión (desayuno y cena). En febrero, 54 dólares por persona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario