Política

Sin fisuras, la Legislatura aprobó la destitución del fiscal rosarino Ponce Asahad

Está detenido por presuntos pedidos de coimas a un empresario del juego clandestino. También suspendieron a su par Blanco, de Venado Tuerto, bajo la lupa por una supuesta vinculación con un narcotraficante

Viernes 23 de Octubre de 2020

El Senado y la Cámara de Diputadas y Diputados de Santa Fe, en sesión conjunta, removieron ayer por mal desempeño de sus funciones al detenido fiscal rosarino Gustavo Ponce Asahad, a la vez que lo inhabilitaron por diez años para concursar por un cargo en el Ministerio Público de la Acusación (MPA). Los legisladores también suspendieron por seis meses —sin goce de sueldo— al fiscal Mauro Blanco, de Venado Tuerto.

Los dictámenes sobre Ponce Asahad y Blanco, elaborados por la comisión bicameral de Acuerdos, fueron votados por unanimidad. Primero lo hizo el Senado y luego Diputadas y Diputados, en el marco de una sesión mixta (presencial y virtual) encabezada por la presidenta de la Cámara alta, Alejandra Rodenas.

Ponce Asahad fue removido como fiscal por mal desempeño e inhabilitado por diez años para ocupar cargos en el MPA. La Legislatura ya lo había suspendido provisoriamente el 7 de agosto por presuntos pedidos de coimas a un empresario relacionado con el juego clandestino.

Comparte causa judicial con el ex fiscal Regional de Rosario Patricio Serjal, quien renunció el 2 de agosto. Incumplimiento de deberes, cohecho pasivo agravado y transmisión de datos reservados son los supuestos delitos que jaquearon a Ponce Asahad.

La defensa del destituido fiscal había solicitado a fines de septiembre la prisión domiciliaria, pero la jueza Eleonora Verón rechazó esa posibilidad. Ponce Asahad seguirá detenido al menos hasta el 4 de noviembre próximo, cuando vence el plazo de su arresto preventivo. La fiscalía, de considerarlo necesario, deberá pedir una prórroga de la medida cautelar y sustentarla con prueba.

Detonantes

La detención de Ponce Asahad se aceleró tras una denuncia del empresario Leonardo Peiti, quien está sospechado de integrar una red de extorsiones y juego ilegal.

En tanto, Blanco fue señalado por una supuesta vinculación con un narcotraficante, también de Venado Tuerto. De avanzar la investigación judicial, podría reabrirse el proceso en su contra.

El vicepresidente de la comisión de Acuerdos, el diputado Pablo Farías (Frente Progresista, FPCyS), dijo que con Ponce Asahad se aplicó “la máxima sanción prevista en la ley disciplinaria”.

Agregó que a Blanco le correspondió “la máxima sanción de suspensión posible” y explicó que el trámite de acusación quedó en pausa ya que buena parte de los hechos que le endilgan al venadense todavía están siendo investigados por la Justicia.

Paralelamente, la resolución de los senadores y diputados respecto de Ponce Asahad y Blanco tuvo como marco una puja entre la Legislatura y la Justicia, donde se tramita un recurso de inconstitucionalidad contra la normativa que estipula un control parlamentario sobre fiscales y defensores del MPA.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario