Política

Severa advertencia del campo al gobierno: "El tiempo se agota"

El agro hizo un acto en Olavarría y anunció una marcha al Congreso para el próximo mes, con el objetivo de "buscar las leyes" que requiere el sector. Exigió que no se sigan restringiendo las exportaciones del sector. No descarta volver al paro.

Domingo 24 de Agosto de 2008

El campo anunció ayer una movilización al Congreso nacional para los primeros días de septiembre, con el objetivo de "buscar las leyes" que requiere el sector, y lanzó duras críticas y la advertencia de que "el tiempo se agota".

Los jefes de las cuatro entidades encabezaron en Olavarría un encuentro ganadero que sirvió para enviar el mensaje el gobierno de que la Mesa de Enlace "está más unida que nunca" y que los reclamos empezarán a subir de tono cada vez más.

Fuego verbal. Los discursos de los dirigentes estuvieron recargados de acusaciones, cuestionamientos y hasta ofensas, como cuando el titular de Confederaciones Rurales, Mario Llambías, preguntó a la presidenta Cristina Kirchner "por qué carajo no hace políticas para el país".

Con la presencia de productores de todo el país, los líderes del campo encabezaron la asamblea gremial ganadera nacional, a la que habían convocado junto con la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

Estuvieron el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Luciano Miguens; de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi; y de Coninagro, Carlos Garetto, a los que se sumó el entrerriano Alfredo De Angeli y el mencionado Llambías.

En su discurso, Miguens afirmó que "las respuestas" del gobierno a los problemas del campo "son insuficientes, y el tiempo se agota. El campo sigue con las manos vacías", remarcó.

"Son muchos los temas que quedan por resolver. Las respuestas son insuficientes", enfatizó el titular de la SRA, para quien "no es cierto que con la caída de la resolución 125 (de retenciones a las exportaciones) el problema del campo está resuelto. Esa resolución era la gota que rebalsaba el vaso, pero dentro de ese vaso había muchos temas y problemas", enfatizó.

Así, Miguens lanzó cuestionamientos por la escuálida ayuda oficial para los afectados por la sequía, la falta de futuro para la lechería, el cierre de exportaciones lácteas y la complicada situación de los ganadores, afectados por el cierre de los envíos al exterior y la liquidación de vientres.

En tanto, con un encendido discurso, Buzzi aseguró que el campo irá "a buscar las leyes que hagan falta" para el sector "al Congreso, desde los primeros días de septiembre".

Es necesario que el gobierno entienda, acepte y abandone los resentimientos, que deje de ningunear y chicanear", sostuvo. "Los instrumentos (necesarios para el sector) se van a parir en el Congreso, y a ese lugar vamos a ir a buscar las leyes que hagan falta", aseguró Buzzi, ante la mirada de la senadora bonaerense Hilda Duhalde y el piquetero Juan Carlos Alderete.

Por más. Fue Buzzi también quien insistió que el gobierno es un "obstáculo" para crear "políticas virtuosas" que permitan generar "riqueza y empleo" desde la producción agropecuaria, y el encargado de advertir que "quieren instalar la idea de que con el voto de (el vicepresidente Julio) Cobos el 17 de julio el problema del campo se terminó, pero no es así".

"El ambiente es de «vamos por más». El paro agropecuario llegará como recurso extremo porque el gobierno no supo resolver el problema", remarcó, antes de ceder la palabra a Llambías, quien arrancó con una elíptica ironía destinada a la presidenta: "En este país hay expertas en vacas... pero por qué carajo no hace políticas para el país, que nos saque de este pantano".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario