Política

Jorge Henn: "Macri está arrepentido de impulsar a Del Sel como gobernador"

El actual vicegobernador de Santa Fe es candidato a diputado provincial en segundo lugar por el Frente Progresista. También formuló una autocrítica tras el resultado de las Paso.  

Lunes 25 de Mayo de 2015

"Intuyo que hasta Macri está arrepentido de haber impulsado a Del Sel", sorprende el vicegobernador santafesino, Jorge Henn, al promediar la entrevista en la que tampoco escatima autocrítica al desmenuzar las secuelas de las Primarias Abiertas Smultáneas y Obligatorias (Paso) en el oficialismo y lo que viene de cara a las elecciones generales del 14 de junio próximo. Sucede que el análisis del vicegobernador no se agota en cuestionar "sin descalificarlo en el plano personal", aclara, al candidato a la Gobernación del PRO porque "representa la vuelta al pasado".

Admite que en las Paso los santafesinos "nos dieron un llamado de atención que reconocemos, tomamos nota, no para la próxima gestión, sino para hoy y mañana mismo. Hay un reclamo unánime para que se recupere la paz social en las zonas más calientes de las ciudades, sobre todo Rosario", acusa recibo en nombre de la administración frentista que lo tiene a Henn como número dos de la provincia y sentado cada jueves en el principal sillón del Senado provincial.

No se va por la tangente a la hora de evaluar que "el Frente (Progresista) no ha funcionado bien en Rosario" por "muchas causas", entre las que cita el pase de Jorge Boasso a las filas del macrismo y al que le replica que "los radicales hace 20 años votamos progresismo".

"En la cantera del radicalismo hay miles de jóvenes que entienden y militan el progresismo, y hay dirigentes de la talla de María Eugenia Schmuck, con capacidad de liderazgo, compromiso, que conocen cada calle de la ciudad desde hace años".

Y ensalza también con énfasis la figura de "Pablo Javkin (por) su participación y buen papel en las Paso que fortalece el Frente, le da dinámica y una visión plural que suma", sentencia el vice mandatario que remarca además para que no queden dudas que la intendenta Mónica Fein va a obtener su reelección el segundo domingo de junio y vaticina que "su segunda gestión será mucho mejor que la primera".

—¿Cómo evalúa la campaña de cara a las generales?

—Hoy muchos dicen que el PRO ganará las elecciones, en Rosario y en la provincia. Pero es la gente la que hablará finalmente porque cada ciudadano tiene la última palabra. Siguiendo la metáfora, en esta primera elección nos dieron un llamado de atención que reconocemos, tomamos nota, no para la próxima gestión, sino para hoy y mañana mismo. Hay un gran tema sobre la mesa: la seguridad. Existe un reclamo unánime para que se recupere la paz social en las zonas más calientes de las ciudades, sobre todo Rosario. Y en este tema particular la realidad va a una velocidad muy alta y las soluciones de fondo llevan una velocidad lenta, tiene que ver con generaciones, con recuperar niveles de inclusión social perdidos hace varias décadas. En el medio, hay medidas que estamos tomando para resolver la urgencia que están dando resultados y darán más resultados, cada día: básicamente, reforma judicial que ya está funcionando, mejor policía, incluyendo la nueva policía comunitaria.

—En ese plano hay quienes catalogan de electoralista el regreso de Gendarmería.

—El regreso de la Gendarmería nos permite reforzar esas medidas, darle más énfasis. Además se reactivan consensos que trascienden lo electoral y nos ponen a todos en la mirada del mediano y largo plazo. Yo creo que la gran mayoría de los santafesinos reconocen la gran transformación que vivió Santa Fe en estos dos mandatos del Frente Progresista en comparación a los seis del peronismo, cuyas gestiones dejaron huellas de corrupción, privatizaciones y negociados. Hoy una parte de este pasado está en las bambalinas queriendo volver al escenario de una obra con olor tragicómico.

EM_DASH¿Y cómo visualiza lo que viene?

Estoy convencido que si bien algunos expresaron su malestar en las Paso, finalmente decidirán por dar un nuevo impulso a la gestión del Frente, porque es el proyecto que quieren para ellos, para sus hijos: sin políticos enriquecidos, un estado pensado con y para la gente, un modelo de sociedad solidaria.

—Sin embargo tanto Del Sel como Perotti coinciden en que dos terceras partes del electorado votó por el cambio en las primarias.

—Mire, el cambio en esta provincia tiene que continuar, con mejoras en algunas áreas, pero el proyecto de cambio, las ideas, los gestores y la convicción para llevarlo adelante somos el Frente Progresista Cívico y Social. El candidato Torres del Sel es la vuelta al pasado y lo digo sin descalificar a nadie en lo personal, hablo de las ideas que el candidato expresa en sus apariciones mediáticas. Intuyo que hasta Macri está arrepentido de impulsar a Del Sel.

—¿Y como quedaron las cosas en el Frente, porque hubo serias acusaciones cruzadas y pase de facturas luego de las Paso?

—Es verdad, hubo frases que son típicas de campaña, por la propia competencia electoral, pero también hubo planteos que nos obligan a todos a hacer un esfuerzo de comprensión, de escuchar, de ponernos en el lugar del otro. Parece una obviedad lo que le voy a decir, pero es sano parar la pelota, mirar para adentro en lo personal y colectivo, volver a la pregunta fundacional de cualquier militante: para qué estoy haciendo lo que hago, qué trascendencia tiene, qué consecuencias tiene mi actividad en los demás. Si todos encontramos más o menos las mismas respuestas, es mucho más fácil ponernos de acuerdo en el cómo. Esto está pasando, casi con naturalidad, por eso al día siguiente se sucedieron las reuniones para limar asperezas y ponernos todos a trabajar por el objetivo mayor, que no es ganar simplemente una elección, sino darle continuidad a un proyecto que combina, transparencia, inclusión, participación y pluralismo.

—¿Y en Rosario cuál es el cuadro de situación teniendo en cuenta que se esperaba un triunfo holgado del Frente y se ganó por poco?

—Hay que decirlo, el Frente no ha funcionado bien en Rosario, y hay muchas causas. No es un tema menor que quien fuera un concejal durante años del radicalismo (en alusión a Jorge Boasso) se haya pasado a las filas del PRO. No me hago el distraído, pero déjeme decirle algo, en la cantera del radicalismo hay miles de jóvenes que entienden y militan el progresismo, y hay dirigentes de la talla de María Eugenia Schmuck, con capacidad de liderazgo, compromiso, que conocen cada calle de la ciudad desde hace años. No improvisan, se han ganado su lugar con mucho trabajo. Lo mismo digo de Pablo Javkin, su participación y buen papel en las Paso fortalece el Frente, le da dinámica y una visión plural que suma. No tengo dudas, que Mónica Fein va a ganar y más aún, su segunda gestión será mucho mejor que la primera. Rosario, la ciudad más importante de la provincia, la segunda del país, una ciudad en la cual se miran muchas otras, por su sistema de salud pública, por su desarrollo urbano, su potencia económica y dinamismo, su cultura. Los rosarinos lo saben.

—Boasso dijo que muchos radicales que votaron en las Paso por Barletta ahora votarán por el PRO.

—Los radicales hace más de 20 años que venimos demostrando que somos progresistas y que damos soluciones a los vecinos en la provincia de Santa Fe, en la capital y en la ciudad de Rosario.. Los radicales santafesinos votamos a quienes hoy entregaron la vivienda numero 4.000 y no a quienes únicamente critican todo lo que se hace en la gestión y quieren volver al pasado del cual tanto nos está costando salir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS