Política

Intensas tratativas por las listas de candidatos a diputado nacional

El sábado vence el plazo para anotar las postulaciones a las diez bancas que renovará la provincia en la Cámara baja.

Jueves 20 de Junio de 2019

La política santafesina no tiene respiro. Todavía resuenan los ecos de los comicios provinciales del domingo pasado y, con los candidatos electos disfrutando las mieles de la victoria, ya se activó la rosca previa al diseño de las listas de postulantes a las diez bancas que Santa Fe renovará en la Cámara de Diputados nacional en diciembre próximo.

El cierre para presentar esas candidaturas vence el sábado próximo, los plazos no dan tregua y la semana de los festejos por los triunfos y las catarsis por las derrotas se entremezclan con los aprestos para la elección nacional, que ya asoma a la vuelta de la esquina.

"Hay mesas de arena en los tres principales frentes políticos", graficó un legislador que jura haberle escuchado decir, antes de iniciar ayer la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados provincial, a su titular y ex candidato a la Gobernación Antonio Bonfatti, que "no está pensando en ninguna candidatura".

Eso abre un inmenso interrogante respecto de los posibles cabeza de lista en la coalición oficial, en la que el protagonismo del gobernador Miguel Lifschitz es insoslayable a la luz de los resultados del domingo. "Tampoco se juegue porque (la intendenta de Rosario) Mónica Fein vaya a integrar uno de los cupos femeninos de nuestra lista", completó.

De ese modo, dio a entender que la montaña de votos que cosechó Bonfatti, no obstante caer derrotado sólo por 4 puntos por Omar Perotti (Juntos), no terminen pesando al filo de la medianoche del sábado.

Otro parlamentario del Frente Progresista (FPCyS), mudado para la cita electoral que se aproxima al nombre Consenso Federal 2030, deslizó a La Capital: "Nunca presumo de informado cuando no tengo certezas y, aunque sean sólo tres días, de acá al sábado se multiplicarán las reuniones y subirán y bajarán las acciones de los supuestos postulantes, como si se tratara de la Bolsa de Comercio".

El armado de la coalición oficialista debe procesar puertas adentro no sólo la derrota a manos del PJ en la pulseada por la Casa Gris sino del inconsulto gambito que, pocos días antes de la elección santafesina, hizo Roberto Lavagna al designar al gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, como compañero de fórmula.

Si les sirve de consuelo al socialismo y sus aliados políticos, el panorama tampoco asoma despejado en las filas de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, del peronismo vernáculo.

En la coalición integrada por el PRO, radicales y la Coalición Cívica (CC), a la "cantada candidatura de José (Corral)", como pretenden en el entorno del intendente santafesino y también derrotado candidato a gobernador, le salieron competidores macristas pura cepa como el diputado provincial Federico Angelini y su par nacional Lucas Incicco.

Aunque todos confían en que, finalmente, habrá "lista de unidad". En cercanías de Corral no les disgustaría repetir la fórmula gubernamental que Corral integró con la rosarina Anita Martínez en los dos primeros lugares de la lista de candidatos a diputado.

Pero otros sectores también reclaman para sí el cupo femenino y pretenden volver la discusión a fojas cero para abrochar una nómina de consenso que deje conformes a todos.

"Tenemos que armar la mejor lista para traccionarle votos a la reelección de Mauricio Macri", comentó un radical que está convencido de que los casi 350 mil sufragios cosechados por Corral el domingo "apenas son el piso" de cara a las Paso del 11 de agosto. "Ya le dijo José a La Capital: ahora se abre una instancia totalmente distinta con esta elección nacional", resumió una fuente del sector.

Mientras los nombres de los rosarinos Marcos Cleri y Roberto Sukerman (visitó al precandidato presidencial Alberto Fernández) suenan con fuerza para abrir la nómina de candidatos a diputado, casi en la misma medida que pierde entidad una eventual postulación de María Eugenia Bielsa, en el Frente de Todos, todavía embriagados por la victoria de Perotti, parecían más enfrascados en la comidilla previa a la visita de Cristina Kirchner a Rosario (ver página 12) que en el armado de la lista para competir por una banca en la Cámara baja.

"Antes de tomarse unos días de descanso, Omar delegó esas negociaciones en el presidente del partido (Ricardo Olivera)", repiten como un mantra los operadores justicialistas.

Mientras todos lo invocan, Olivera siguió los pasos del gobernador electo y prefirió guardar silencio de radio sobre eventuales candidaturas, alimentando todas las especulaciones en el frente de 15 partidos liderado por el triunfante PJ provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario