Santiago Maldonado

Garavano lamentó que la investigación del caso Maldonado "se manche con recusaciones y planteos"

El ministro de Justicia interpretó a la ocupación pacífica al Juzgado Federal de Esquel por parte un grupo de integrantes de la comunidad mapuche de Vuelta del Río como "una muestra de desprecio por las instituciones, por la República"

Jueves 21 de Septiembre de 2017

El ministro de Justicia, Germán Garavano, lamentó hoy que la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado, cuyo paradero se desconoce desde hace 52 días, "se manche con recusaciones, planteos y cuestionamientos" al juez federal Guido Otranto, a cargo del caso, y repudió "profundamente" la toma de la sede de ese juzgado protagonizada ayer por un grupo de integrantes de una comunidad mapuche.
"Es una pena que nuevamente un proceso judicial se manche de esta manera, con recusaciones, planteos y cuestionamientos", declaró Garavano, quien dijo que "pareciera que en la Argentina nunca podemos tener procesos judiciales sobre temas importantes que transcurran normalmente, sin tantas interferencias".
Leer más: Otras testigo declaró que Gendarmería se "llevó" a Maldonado el 1° de agosto

Así lo expresó en declaraciones formuladas esta mañana a radio El Mundo, en las que interpretó a la ocupación pacífica que ayer mantuvieron durante seis horas en la sede del Juzgado Federal de Esquel un grupo de integrantes de la comunidad mapuche de Vuelta de Obligado como "una muestra de desprecio por las instituciones, por la República", y consideró que "todos deberían repudiar fuertemente este tipo de hechos".
Para Garavano, "hay que apoyar al juez en las investigaciones que está llevando adelante" por la desaparición de Maldonado, visto por última vez el 1 de agosto pasado durante un operativo de Gendarmería Nacional en la comunidad mapuche de Resistencia en Cushamen tras desalojar una protesta en la ruta nacional 40, en el noroeste de la provincia de Chubut.
"Tenemos que hacer el esfuerzo de dejar de lado las diferencias y focalizarnos en lo importante, que tiene que ver con dónde está Santiago y qué fue lo que pasó", pidió el ministro de Justicia.
Por otro lado, Garavano cargó nuevamente contra la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, al señalar que "la fiscalía de Esquel, que lleva adelante la investigación de Maldonado, cuenta con cuatro personas que colaboran con la fiscal en condiciones muy precarias, cuando la Procuración, entre empleados y funcionarios ha incorporado entre 1.500 y 1.900 personas en cuatro años".
Además, remarcó que, en la gestión de la actual jefa de los fiscales, "se han creado capas en la parte superior de la Procuración que tienen que ver más con la política partidaria".
Los cuestionamientos a Otranto se acentuaron luego de que el juez, en una entrevista publicada el fin de semana por el diario La Nación, declarara a la prensa que la hipótesis "más razonable" es que Maldonado se haya ahogado en el río Chubut al escapar de gendarmes que el día del corte de la ruta entraron a Resistencia en Cushamen y que no está probado que haya sido herido por agentes de la fuerza de seguridad.
En estos días el juez dispuso allanamientos a la comunidad Resistencia Cushamen y a la vecina Vuelta del Río, cuyos pobladores denunciaron haber sufrido el acoso y otros excesos de parte de las fuerzas de seguridad.
La Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia escuchará hoy el alegato de la familia de Maldonado para que Otranto sea apartado de la causa, mientras que el juez presenta

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario