Politica

Bullrich y Larreta mueven sus fichas en Santa Fe

La presidenta del PRO impulsa candidaturas del ala dura. El jefe de Gobierno porteño se reunió con Corral y López Molina

Lunes 26 de Abril de 2021

Mientras la sociedad sigue con preocupación la cada vez más crítica situación sanitaria, la política sigue preparándose para unas elecciones legislativas que definirán más que los porotos del oficialismo y la oposición en el Congreso. En este sentido, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta mueven sus fichas en Santa Fe, un punto clave en el mapa de Juntos por el Cambio, sobre todo de cara a la batalla a la que todos apuntan: las presidenciales de 2023.

La presidenta nacional del PRO se reunió en Buenos Aires con Gabriel Chumpitaz. La excusa fue la seguridad en Rosario pero, por supuesto, se charló de política.

Según relató el diputado provincial a La Capital, Bullrich le propuso acompañarla este año en el Congreso.

“Patricia me lo había pedido cuando estuvimos en la presentación del libro en Carlos Paz —indicó—. Tengo la responsabilidad del armado de ella de cara al 2023”.

Embed

La apuesta, expresó, es que él encabece la lista de diputados nacionales y el actual diputado nacional Federico Angelini, a quién identificó como su “otro jefe político” además de la ex ministra, encabece la nómina de senadores.

Chumpitaz también organizó la presentación en Rosario de Guerra sin cuartel y empezó a trabajar con el equipo de la ex ministra: los diputados nacionales Waldo Wolff y Fernando Iglesias y la abogada y asesora en seguridad María Florencia Arietto.

Justamente, Chumpitaz organizó días atrás una serie de actividades en Rosario en la que Arietto —que será candidata en la provincia de Buenos Aires— fue la protagonista. La agenda que le armaron —visita a la firma Razzini, en conflicto con Camioneros, reunión con vecinos de Fisherton pocos días después del caso de Diego C., encuentro con padres de alumnos del colegio Latinoamericano en desacuerdo con ceder un predio de la escuela a una organización social— muestra un intento de canalizar broncas de la clase media con una línea dura centrada en el “combate a las mafias” y la inseguridad, por lejos el principal problema para los rosarinos.

Unidad o Paso

El que también está activo en política es Rodríguez Larreta, que se hizo un tiempo en medio del conflicto por las clases presenciales en Caba para recibir a Roy López Molina y José Corral.

Tras el encuentro en la sede del gobierno porteño —que fue la semana previa, aunque la foto y la gacetilla salieron el jueves a la noche— el concejal rosarino y el ex intendente de Santa Fe dijeron: "Nos identificamos con Horacio, que demuestra con su gestión que hay otra manera de hacer las cosas. Es una forma de gobernar que se caracteriza por apelar al diálogo, a la moderación, pero con la firmeza de defender valores".

Embed

A comienzos del año pasado López Molina y Corral tomaron dos definiciones: actuar en tándem en Juntos por el Cambio y convertirse en representantes del “larretismo santafesino”.

No reniegan de otros liderazgos, como el de Bullrich, pero creen que el perfil del alcalde está más alineado con la etapa política y con su práctica en la ciudad y la provincia. Por caso, López Molina es un engranaje clave del acuerdo de gobernabilidad en el Concejo rosarino —que va de su sector del PRO hasta La Cámpora y Ciudad Futura— y que le permitió a Pablo Javkin una relación más que fluida con el Poder Legislativo local en un año de crisis.

Por su lado, un dirigente de JxC que integra la mesa chica de esta corriente dijo a este diario que Larreta les refrendó lo mismo que les había dicho en octubre: si no se puede consensuar una lista de unidad, que se defina en las Paso.

Más allá de las diferencias con el otro sector, sí hay una coincidencia: la herramienta electoral, al menos este año, será Juntos por el Cambio.

Por ahora, trabajan con el objetivo de que Corral compita por una banca en la Cámara alta y López Molina por un asiento en Diputados. Ese es el mensaje con el que patean la provincia en busca de volumen político para tallar en la interna.

En ese marco, buscan institucionalizar JxC en Santa Fe con una mesa en la que estén sentados todos los sectores de la alianza. La falta de ese espacio, reconocieron, “es un problema a la hora de la resolución de los conflictos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario