Política

Borgonovo se anticipó a los cambios en el gabinete de Perotti y se fue del gobierno

El ahora ex ministro de Gobierno dijo que no sintió el respaldo del gobernador cuando anunció que modificaría su elenco ministerial

Viernes 13 de Noviembre de 2020

El rosarino Esteban Borgonovo se alejó ayer del ministerio de Gobierno de la provincia en una movida política que alteró los tiempos del anunciado recambio de gabinete revelado en declaraciones a la prensa dos semanas atrás por el gobernador Omar Perotti. Borgonovo le presentó en mano su dimisión, escrita en una carilla de apenas cinco líneas, al propio mandatario santafesino con quien se reunió ayer temprano en la ciudad Santa Fe.

Según consignaron fuentes de la Casa Gris, el ministro de Gestión Púbica Rubén Michilig lo reemplazará temporariamente al frente de la cartera de Gobierno santafesina y hasta que el gobernador designe al reemplazante.

“Sentí que debía sincerar una situación porque el gobernador hace más de quince días anunció cambios y mi nombre estaba sobre la mesa. Además yo percibí que (Gobierno) era una de las áreas donde él iba a hacer cambios”, confió ayer Borgonovo a LA CAPITAL.

Para el dirigente rosarino “se hacía imposible seguir en el cargo porque en una cartera como Gobierno, eminentemente política, se necesita un respaldo explícito y contundente del gobernador. Entonces pensé que lo mejor era dar un paso al costado y dejarle las manos libres para que designe a otro compañero o compañera que tome la posta”.

Borgonovo también reveló a este diario que el jefe de la Casa Gris no sólo no le solicitó la renuncia, decisión que corrió por su exclusiva decisión, sino que le pidió que se quedara hasta fin de año. “Me preguntó si me podía quedar hasta fin de año, pero le dije que no me parecía bien, porque quedan una serie de negociaciones y tratativas políticas por delante. Y eso debe hacerlo un ministro que tenga un respaldo muy claro, de lo contrario no iba a ser posible” proseguir con la gestión, resumió el ministro saliente.

En su escueta nota de renuncia elevada al gobernador, le agradeció a Perotti “la oportunidad de integrar el gobierno de nuestra provincia y colaborar con la gestión de los asuntos públicos durante este año tan singular”. Reprodujo también en su cuenta de Twitter, el mismo agradecimiento y “solidaridad con todos los compañeros/as del gabinete y especialmente para todos mis colaboradores”. Además de la partida del ministro, en la cartera política de la provincia ayer también quedó vacante el segundo casillero con la dimisión del secretario de Gobierno Arturo Gandolla.

Esteban Borgonovo, vinculado al sector que lidera la vicegobernadora Alejandra Rodenas, integró la misma cartera que dejó ayer durante el segundo mandato de Carlos Reutemann en la Casa Gris en 2002. Ayer le dijo a este diario que “me tomaré un tiempo de reflexión, aún no tengo definido mi futuro en la política”, confesó.

Lo cierto es que la sorpresiva movida ministerial alteró los tiempos que venía manejando el mandatario provincial con vistas al recambio de gabinete que había anticipado públicamente hace quince días, pero que en principio proyectaba más cerca del cumplimiento del primer año de mandato el 11 de diciembre próximo.

Perotti había manifestado en rueda de prensa el 27 de octubre pasado y luego de reunirse con los seis ministros de la Corte Suprema de Justicia que el gabinete que había pensado al asumir necesitaba ser oxigenado con nuevos nombres luego de que el escenario “cambiara claramente” a lo largo del año por el desgaste propio de la gestión y la impensada irrupción de la pandemia. "Es muy probable que haya cambios. Todos tuvimos en la cabeza un diseño de equipos para una situación que fue drásticamente alterada (por la pandemia de Covid-19). En el inicio, esa alteración parecía que iba a ser de corto plazo, pero ahora ya sabemos que tiene perspectiva de largo plazo”, manifestó entonces Perotti.

Y en ese marco consignó que “el gabinete es una herramienta para afrontar cambios en la realidad o resolver los problemas y dificultades que tiene una sociedad. No hay dudas que el gabinete (santafesino) se diseñó para una realidad y ahora tenemos un escenario que ha cambiado claramente”.

Tanto en aquella oportunidad, como así también en las dos semanas que mediaron hasta ayer, el mandatario mantuvo un absoluto hermetismo en torno a las piezas que tiene pensado retocar en su elenco de colaboradores.

Pero en los corrillos políticos y parlamentarios los nombres propios empezaron a circular con insistencia desde aquella mañana de octubre en que todos los ministros del gabinete de la Casa Gris virtualmente pasaron “a disponibilidad”. Y el de Borgonovo comenzó a sonar con más insistencia provocando un desgaste en el funcionario que decidió darle un corte por propia voluntad a un final que parecía cantado, como lo admitió anoche a este diario.

El alejamiento de Borgonovo es la segunda baja de rango ministerial en el equipo de Omar Perotti, luego de que en junio renunciara a la cartera de Salud, Carlos Parola.

Ahora resta saber si el portazo del dirigente rosarino acelera los tiempos de recambio pergeñados por el gobernador para el último mes del año, a riesgo de que esta primera renuncia provoque una suerte de efecto dominó entre algunos ministros y funcionarios de la Casa Gris que también perciben que su fin de ciclo se aproxima.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS