Política

Abuelas de Plaza de Mayo dio a conocer la identidad del nieto 109

Se trata de Pablo Germán Athanasiu Laschan. El anuncio fue efectuado por Estela de Carlotto. El joven fue contactado por Abuelas en abril y hace un mes accedió a realizarse el examen inmunogenético.

Miércoles 07 de Agosto de 2013

Las Abuelas de Plaza de  Mayo anunciaron hoy la recuperación del nieto número 109, un joven  de 38 años que fue secuestrado junto a sus padres en 1976 y fue  apropiado por un matrimonio de estrechos vínculos con la dictadura  cívico militar. Se trata de Pablo Germán Athanasiu Laschan, quien fue  notificado ayer oficialmente sobre la recuperación de su identidad  pero que prefirió no estar presente este mediodía en la conferencia  de prensa que ofreció la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, en  la sede de esa institución.

El hombre que se apropió de Pablo cuando éste tenía cinco  meses y medio de vida, cuya identidad de mantiene en reserva, está  detenido por una causa que se tramita en Rosario como imputado de  tener vinculaciones con un grupo de tareas dedicado a secuestros y  asesinatos, informó Carlotto. El nieto recuperado, cuyos familiares más cercanos residen en  Chile, tiene domicilio en la Capital Federal y se encuentra “muy  conmocionado” por la noticia, aunque “no está cerrado a nada”,  explicó Carlotto.

Carlotto formalizó hoy la noticia, que había trascendido  ayer,  acompañada por otros nietos recuperados como los candidatos  a diputados Juan Cabandié y Victoria Montenegro y el diputado  nacional Horacio Pietragalla y por el ministro de Ciencia y  Tecnología, Lino Barañao, al mismo tiempo que mantenía una  teleconferencia con dos tías del joven, que residen en Chile. Las familiares de Pablo expresaron, a través de una pantalla de notebook colocada en el salón donde se realizó la conferencia,  que se encuentran inmersas “en un torbellino de nervios y  sentimientos” desde que fueron notificadas sobre la aparición del  muchacho.

Pablo Athanasiu Laschan fue contactado por Abuelas en abril  de este año y hace cerca de un mes accedió voluntariamente a  realizarse el examen inmunogenético que logró determinar, en un 99,99 por ciento, su pertenencia al grupo familiar Athanasiu  Laschan. Carlotto expresó su “alegría” por la restitución de una nueva  identidad y consideró que se trata de “un acto de afianzamiento de  la democracia” que “demuestra que el pueblo y el Gobierno que el  pueblo eligió” están “haciendo las cosas bien”.

La dirigente vinculó la posibilidad de encontrar a los nietos  secuestrados durante la dictadura con la política que lleva  adelante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y en ese  sentido afirmó: “Si el Estado lo hace por qué no lo vamos a  reconocer, aunque nos digan oficialistas”.

“Los que hoy dicen que tenemos una dictadura algún día van a  entender qué es una dictadura. Esto tiene que ser la democracia  eterna”, declaró. A su lado, el ministro Barañao expresó su “enorme  satisfacción por poder colaborar”, valoró la tarea del Banco  Nacional de Datos Genéticos, que posibilitó determinar la identidad  y destacó el hecho de que la ciencia “pueda servir para uno de los  usos más elevados que pueda tener la ciencia como es este hecho”.

Carlotto leyó un comunicado en el que explicó que el joven  fue secuestrado junto a sus padres el 15 de abril de 1976 cuando  tenía solo cinco meses y medio y que es hijo del matrimonio chileno  integrado por Frida Laschan Mellado y Angel Athanasiu Jara, y nació  el 29 de octubre de 1975. Mientras ambos estuvieron en Chile militaban en el MIR, y una  vez en Argentina, en el PRT-ERP. El 15 de abril de 1976 el matrimonio y su hijo fueron  secuestrados en un operativo que fuerzas de seguridad realizaron en  el hotel en el que vivían en la ciudad de Buenos Aires. Pablo Germán fue anotado como hijo propio con fecha de  nacimiento 7 de enero de 1976 por un matrimonio con “estrecha  vinculación al régimen cívico-militar”, cuya “madre falsa aún vive  mientras que el hombre está detenido”, precisó Carlotto.

El comunicado de Abuelas sostiene que “desde el secuestro de  Angel, Frida y Pablo, las familias Athanasiu y Laschan realizaron  diversas denuncias e incluso viajaron a Buenos Aires para dar con  el paradero de los jóvenes desaparecidos y el bebé. Los buscaron  infructuosamente en cárceles, asilos y orfanatos”.

“En 1982, Abuelas radicó la denuncia por su desaparición ante  el juzgado Federal 1 y en abril de este año, frente a las  informaciones que indicaban que podía ser hijo de desaparecidos, y  con la colaboración de la Dirección de Derechos Humanos del  Ministerio de Seguridad de la Nación, nuestra institución se acercó  al joven para invitarlo a dejar su muestra genética”, agrega el  escrito leído por Carlotto.

“Ayer, finalmente, Pablo Germán fue notificado por la  Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) de que es hijo de Frida y Angel”, señaló la dirigente, y sostuvo que se “han  hecho exhumaciones para no tener dudas”. “Ahora el caso queda en manos de la justicia para  restitutirle definitivamente la identidad”, expuso Carlotto, y  añadió que se le darán el joven “todos los tiempos que necesite  para reunirse con su familia en Chile y que acepte verlos”. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario