POLICIALES

Una junta médica evaluará el estado psíquico y de salud del ex fiscal Patricio Serjal

Lo ordenaron dos fiscales, a pedido de la defensa. El ex funcionario aduce problemas de insomnio y adelgazó casi 20 kilos

Miércoles 13 de Enero de 2021

El ex fiscal regional Patricio Serjal será sometido a una junta médico psiquiátrica a raíz de problemas psicológicos y de salud que aduce sufrir desde su detención en agosto pasado. La medida fue autorizada tras una reunión que el ex funcionario, imputado como organizador de una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia, mantuvo en la cárcel con sus defensores y con los fiscales del caso, Matías Edery y Luis Schiappa Pietra. El motivo del encuentro fue el estado de salud del ex conductor regional del Ministerio Público de la Acusación, que será expuesto a una evaluación clínica y psiquiátrica.

La reunión del 4 de enero pasado en la alcaidía regional —también conocida como Order— trascendió a instancias de José Luis Vázquez, abogado del senador provincial Armando Traferri. El legislador fue vinculado a la causa por los fiscales pero la mayoría de sus pares del senado votó contra su desafuero, por lo que no fue imputado. Su defensor señaló ayer haber tomado conocimiento de la reunión del a través de “una fuente del servicio penitenciario” y la calificó como “un escándalo”: “Supera la incorrección por kilómetros. Es una gestión propia de personal de inteligencia el hecho de llegarse hasta un centro de detención sin la presencia de la defensa”, se quejó en una entrevista con LT8.

>>Leer más: Según los fiscales, el senador Traferri "le vendía a Peiti influencia a cambio de dinero"

Sin embargo, fuentes de la Fiscalía indicaron que el encuentro se celebró a pedido del defensor de Serjal, Hugo Lima, con motivo de discutir el estado de salud de el ex fiscal, que adelgazó 18 kilos estando en prisión tras su detención del 11 de agosto pasado.

La reunión quedó documentada en el libro de ingreso y egreso del penal y en un mail enviado al día siguiente por los fiscales a la sede regional del Ministerio Público de la Acusación (MPA). En ese correo informaron que “el motivo de dicha reunión fue tratar cuestiones de salud vinculadas con el Dr. Serjal”, quien planteó sufrir problemas alimentarios, insomnio y crisis de pánico. Por esto, ante un pedido de la defensa los fiscales solicitaron la conformación de una junta médica psiquiátrica para que evalúe el estado de salud del imputado a nivel clínico y psicológico. La medida se concretará en febrero, tras la feria judicial.

>>Leer más: El ex fiscal regional Patricio Serjal fue reimputado y seguirá preso

Serjal está imputado como organizador de una asociación ilícita que protegía el juego ilegal en la provincia y que contaba no sólo con el paraguas judicial sino también de ciertos estamentos políticos de la provincia y de la policía santafesina. Fue reimputado en una audiencia del 23 de diciembre donde se determinó la continuidad de su detención preventiva por el plazo legal de dos años, aunque la defensa pretende que la detención se cumpla bajo la modalidad domiciliaria.

En esa audiencia se dispuso que el ex empleado judicial Nelson Ugolini, vinculado a la misma causa, continúe en libertad bajo ciertas reglas de conducta. Los Fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada acusan a ambos de integrar una asociación ilícita junto al ex fiscal adjunto Gustavo Ponce Asahad, el empresario de juego Leonardo Peiti, el sindicado sicario Maximiliano “Cachete” Díaz, el fallecido David Itatí Perona, el policía retirado Alejandro Torrisi (condenado en un juicio abreviado), el senador Traferri y otras personas a la fecha no identificadas.

El objeto de la organización fue “usufructuar el dinero ilícito proveniente de la recaudación generada por una red de casas de juegos de azar ilegal y apuestas electrónicas sin contar con la autorización de la autoridad competente. Para ello, con sus diversos aportes y roles, “organizaron, explotaron y administraron juegos de azar ilegal, ofrecieron y aceptaron dádivas a funcionarios públicos que omitieron hacer actos propios de su funciones, omitieron perseguir los delitos estando obligados a hacerlo y brindaron información reservada para hacer fracasar cursos investigativos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario