Policiales

Una investigación que finalmente fue archivada

Martes 17 de Octubre de 2017


El caso de los dos jóvenes detenidos en 2015 por el supuesto abuso en el boliche Nox terminó archivado. Los acusados fueron liberados en julio de ese año tras permanecer casi tres meses en prisión preventiva luego de ser acusados por el delito de abuso sexual con acceso carnal contra una menor de 15 años. Pudieron recuperar la libertad luego de que se modificara la carátula inicial por estupro y corrupción de menores.

La resolución corrió por cuenta del juez Carlos Paretto, tras una audiencia en Casilda. Como había ocurrido con otras instancias judiciales, el día que los jóvenes quedaron en libertad se movilizaron sus familiares y amigos convencidos de su "inocencia", según proclamaron.

Lucio y Bruno, ambos de 18 años, quedaron con prisión domiciliaria durante 30 días hasta que la fiscal Lorena Aronne decidió archivar el caso por falta de evidencias concretas para avanzar con la acusación.

El cambio radical en la situación de los jóvenes estuvo dado por una junta médica en la cual se determinó que el desgarro constatado en la zona vaginal de la víctima pudo obedecer a "diferentes factores" y no solamente a una penetración con acceso carnal como refiere un informe forense en base a estudios realizados a la menor pocas horas después del hecho.

Los defensores siempre sostuvieron que no se trató de una violación ni abuso, sino de un acto consentido del que incluso hubo testigos. En ese momento también favoreció a los sospechados que no se colectaron elementos objetivos para acreditar que existió violencia. Sin embargo, eso no tenía correlato con lo denunciado por la chica cuando declaró en cámara Gesell.

El equipo de profesionales que integró la junta médica para disipar dudas no encontró elementos para determinar que la lesión que tenía la menor en su zona íntima fuera producto de un abuso sexual con acceso carnal, lo que implicó el cambio radical en el rumbo de la investigación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario