Santa Fe

Una anciana y un hombre se sumaron a la lista de crímenes en Santa Fe

Elevaron el número de homicidios del departamento La Capital en las últimas 24 horas.

Sábado 09 de Diciembre de 2017

Una mujer de 83 años maniatada y sin vida en su casa de Santo Tomé; y un hombre de 43 años asesinado a tiros en las calles del barrio Santa Rosa de Lima de la ciudad de Santa Fe, elevaron el número de homicidios del departamento La Capital en las últimas 24 horas.

El primero de los hechos se detectó a las 21.30 del jueves en una vivienda de Juan Díaz de Solís al 2400, en Santo Tomé, donde residía Nydia Guadalupe Galoppo, de 83 años. La anciana no tenía familiares directos y trataba como tales a una familia vecina, cuyos pequeños la llamaban "abuela".

El jueves la mujer estaba invitada al cumpleaños de uno de ellos, pero como nunca llegó, la fueron a buscar. Al entrar a la casa encontraron un gran desorden y asustados llamaron al 911. Los uniformados hallaron el cuerpo y convocaron al médico de policía.

En un primer momento no se pudo establecer cuáles fueron las causas de su muerte, que se produjo en medio de un violento ataque ya que el cadáver estaba maniatado y con un trapo en la boca por lo que los pesquisas estiman que falleció por asfixia o un paro cardíaco en medio de un robo.

Balas equivocadas

En tanto, Julio César Sanabria, de 43 años e integrante de uno de los "clanes" del barrio Santa Rosa de Lima, fue asesinado a tiros la madrugada de ayer. Quienes lo conocían, aseguraron a la policía que se trataba de "un buen vecino, alejado de cualquier actividad delictiva" a la que se podía ligar a alguno de sus familiares.

Sanabria había participado de una cena con allegados en una vivienda de Aguado y Lisandro de la Torre. A la 1.30 de ayer decidió volver a su casa y una sobrina decidió acompañarlo. Pero cuando dieron los primeros pasos apareció un Fiat Siena gris con vidrios polarizados que se detuvo frente a ellos.

Del auto descendió una pareja, según relataron los testigos, y ambos comenzaron a dispararles a los Sanabria. Julio César cayó fulminado mientras su sobrina logró escapar. El hombre fue derivado al hospital José María Cullen pero los daños que tenía eran irreversibles y dejó de existir cuando era operado.

Con los datos del auto de los asesinos aportados por los vecinos, la policía lo halló horas después en la Manzana 3 del distrito costero de Alto Verde, abandonado y con las llaves puestas. Adentro se hallaron vainas servidas calibre 9 milímetros. Más tarde la policía detuvo en esa misma zona a una de las agresoras.

La detenida sería pareja de un primo del hombre asesinado, quien actualmente se encuentra preso en la cárcel de Las Flores cumpliendo una condena. En ese marco, ella y su acompañante le habrían disparado a la sobrina de Julio César, a la que confundieron con otra joven de la familia con quien la agresora tenía un "problema de vieja data".

Según vecinos de Santa Rosa de Lima, Julio César Sanabria estaba alejado de la faz delictiva de su familia

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario