Policiales

Un yerno de "El viejo" Cantero seguirá en prisión domiciliaria y sin salidas

Será sometido a juicio por un crimen que cometió la noche del 3 de marzo de 2017 en la zona sur.

Sábado 23 de Febrero de 2019

Un joven de 26 años que es yerno del histórico jefe de Los Monos, Ariel Máximo "El Viejo" Cantero, seguirá bajo prisión domiciliaria y sin beneficios hasta el juicio oral al que será sometido por un crimen que cometió la noche del 3 de marzo de 2017 en la zona sur. Así lo dispuso la jueza Mónica Lamperti, quien negó la petición de la defensa de que se le otorguen salidas laborales además del arresto domiciliario que viene cumpliendo.

Lucas Alejandro P. está acusado por homicidio agravado por uso de arma de fuego, lesiones leves y portación ilegítima de arma de fuego, todo en calidad de autor. En un audiencia realizada ayer en el Centro de Justicia Penal a pedido de la defensa para que al mismo se le permitan salidas laborales, la fiscal Georgina Pairola se opuso al igual que la jueza Lamperti quien sostuvo que se mantenga la prisión preventiva domiciliaria sin salir a la calle.

El hecho que se le achaca a Lucas P. se desencadenó a las 15 del 3 de marzo de 2017. Aquel día, Ariel Hernán A. estaba en la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña junto a su cuñado, Eduardo Sebastián Oviedo, para ser atendido porque había sido mordido por un perro. En esas circunstancias apareció el acusado junto a su pareja, una hermana del asesinado Claudio "Pájaro" Cantero, y dos niños, uno de los cuales fue asistido en la guardia pediátrica del lugar.

En un momento Lucas P. se le cruzó en un pasillo del hospital a Oviedo y lo agredió físicamente provocándole lesiones leves. El encontronazo, dijeron los investigadores, tenía como origen una vieja rivalidad nacida en un partido de fútbol en el que ambos se enfrentaron.

Momentos mas tarde, Ariel A. junto a su cuñado salieron de la guardia del hospital y empezaron a caminar hacia su casa. Cuando estaban en Regimiento 11 entre Salvá y pasaje Diamante, el imputado junto a un acompañante se les cruzaron en el camino a bordo de un Ford Fiesta Kinetic y les efectuaron varios disparos, uno de los cuales perforó el pecho de Oviedo, que tenía 20 años. Mientras los atacantes se daban a la fuga en el mismo vehículo, Ariel A. logró llamar al 911.

Oviedo fue trasladado al Hospital Roque Sáenz Peña donde llegó sin vida. Y la policía que estuvo en el lugar del ataque colectó 11 vainas compatibles con una pistola calibre 9 milímetros que nunca fue hallada.

En tanto, Lucas P. fue apresado por personal de la Tropa de Operaciones Especiales luego de intentar escabullirse de un operativo en Caña de Ambar y España, en el corazón del barrio Las Flores, en agosto de 2017.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});