Policiales

Tres jóvenes asesinados en media hora sangrienta en barrio Las Flores

Un chico de 18 años está preso por doble homicidio y buscan a un adolescente por el otro crimen. Mataron a un chico de 16. Fueron a buscar a su agresor de 15. Al no hallarlo ejecutaron a dos amigos de 16 y 21.

Martes 27 de Noviembre de 2012

La espiral de violencia que sacude a un sector del barrio Las Flores y la villa La Granada parece no tener fin. El domingo a la noche fueron asesinados a balazos tres jóvenes en una tormenta de sangre que duró media hora . Todo se inició cuando un chico de 16 años fue baleado y sus amigos salieron en búsqueda de quien le había disparado los tiros mortales, un adolescente de 15 años. Pero no lo encontraron y en venganza mataron a dos allegados de 16 y 21 años. Por el homicidio de estos dos muchachos está detenido un joven de 18 años.

Los investigadores policiales señalaron que la saga de violencia y locura se desató a partir a partir del homicidio de Jonathan David Avalos —ocurrido el 7 de junio pasado—, un chico de 17 años que integraba la banda de Los Cambichos, una gavilla de jóvenes que asoló las calles del barrio Las Flores y La Granada. "Eran todos amigos, pero a partir de ese momento comenzó una guerra de todos contra todos", explicó un oficial que sigue de cerca del caso. (ver página siguiente).

Cerca de las 20.30 del domingo, dos estampidas resonaron en el cruce de los pasajes 507 y 512 (a la altura de España al 6100). Quien estaba en esa esquina era Antonio Silvero, de 16 años, que se derrumbó malherido a dos cuadras de su casa situada en el pasaje 512 al 6300. Agonizante, sus familiares lo llevaron al Hospital Roque Sáenz Peña, pero su vida se apagó a poco de llegar al centro asistencial. Dos certeros balazos en la cabeza y el pecho terminaron con su vida.

Una fuente policial indicó que los parientes del chico fallecido apuntaron a Agustín A., un pibe de 15 años conocido como Bola en la barriada, como quien pulsó el gatillo de una pistola 9 milímetros para matar a Silvero. Este chico había sido detenido el viernes por efectivos de la subcomisaría 19ª por otro suceso violento: el 20 de enero, según el portavoz consultado, baleó en Flor de Nácar y Belén a Gaspar N., un adolescente de 15 años que está internado en grave estado en el Hospital de Emergencias. En este caso intervino el juzgado de Menores Nº4, a cargo de María Dolores Aguirre Guarrochena. Tras el arresto, la magistrada dispuso la restitución a sus familiares del chico, que por su edad no es punible por ley.

Enterados de la muerte de Silvero, dos amigos salieron tras los pasos de Bola, pero no lo encontraron. Al llegar al cruce del pasaje 521 y Previsión y Hogar se toparon con dos conocidos de Agustín A. y, sin miramientos, dispararon. A Cristian Ramón Machuca, de 21 años, dos balazos calibre 9 milímetros le perforaron el pecho. Y Santiago Marcelo Ruiz, de 16 años, fue atravesado por un tiro en el pecho. Eran las 21.Los familiares los llevaron al hospital Roque Sáenz Peña. Ambos murieron.

Tras el doble crimen, los agentes de la subcomisaría 19ª detuvieron a Ariel B., alias Chuky, de 18 años, en una casa del pasaje 512 al 6300. Cuando los uniformados llegaron a la vivienda, según el vocero consulado, estaba "escondido debajo de la cama". Está acusado de haberle disparado a Machuca y Ruiz. Esta tarde será indagado por la jueza Roxana Bernardelli.

Por los dos homicidios también está apuntado un muchacho conocido como Satanás, pero hasta anoche no había sido localizado por la policía. Tampoco encontraron a Bola que se esfumó tras el crimen de Silvero.

El portavoz policial indicó que Ariel B. tenía una orden de captura del juzgado de Instrucción Nº2, a cargo de Alejandra Rodenas, por portación ilegítima de arma de guerra. Además en su prontuario aparecen los delitos de tentativa de homicidio, homicidio y abuso de arma de fuego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario