Policiales

"Terrible, todavía estoy temblando": crudo relato del testigo de uno de los homicidios del lunes

Un remisero pasaba por la zona Circunvalación y Mendoza en el momento justo en el que acribillaban a Damián Martín Rodríguez, de 22 años

Martes 07 de Septiembre de 2021

"Terrible, todavía estoy temblando. Nunca me pasó algo así, es terrible lo que vimos", fue lo primero que un remisero pudo expresar con un mensaje de audio segundos después de haber sido testigo de uno de los homicidios ocurridos el lunes. A Damián Martín Rodríguez, de 22 años, lo ejecutaron en una estación de servicios de Mendoza y Circunvalación, a la vista de muchas personas. El joven estaba vinculado a una banda investigada y en julio pasado le habían baleado su casa de pasaje Cachi al 1500 bis. Tal vez fue una advertencia que ahora le da contexto a este crimen, uno de los cinco registrados en las últimas 24 horas en el departamento Rosario.

"Cuando bajamos en Circunvalación se escucharon los gritos, como que estaban discutiendo. Entonces miramos y escuchamos el ruido del primer tiro, pero no nos llamó la atención porque no pensamos que era un tiro. Y después vimos que el loco tenía un revolver". La descripción del hecho deja ver cierta incredulidad del testigo: nadie imagina estar presenciando un asesinato.

>>Leer más: Javkin: "Cuiden más a Rosario, no nos dejen solos cuando más lo necesitamos"

"Como a un perro"

Segundos después el hombre, desde su remís, cayó en la cuenta de que se trataba de algo grave. "Se ve que el primer tiro le pegó en la cabeza y después le tiró como cuatro más en el piso", relató. Lo siguiente muestra cómo impacta en un ciudadano de Rosario un hecho de estas características: "Lo mató ni siquiera como una persona mata a un perro, porque alguien sería incapaz de matar un perro así".

"Lo mató como si nada, como se ve en una película, lo liquidó en el piso", insistió el remisero. El mensaje fue para sus compañeros de trabajo y así la novedad de un homicidio más comenzó a correr hasta que las cámaras de los noticieros televisivos llegaron al lugar del hecho para transmitir en directo. El cadáver de Rodríguez todavía estaba tirado en el suelo, ya tapado por una lona blanca. Se trataba del segundo crimen de cinco que se registraron durante la tarde y la noche del lunes.

>>Leer más: Ola de violencia: otro crimen llevó a cinco las víctimas fatales en poco más de 10 horas

La primera versión del hecho, que ya forma parte de la investigación que lleva adelante la fiscal Georgina Pairola, indica que a Rodríguez lo asesinaron pasadas las 19.30 del lunes. Según se pudo reconstruir la víctima caminaba por la estación de servicio cuando se le acercó una camioneta roja en la que iban al menos dos personas. Uno de los ocupantes del vehículo se bajó y fue directo a Rodríguez. Entonces le disparó y después se dio a la fuga.

"Pudo haber sido un desastre"

En comunicación con La Capital este testigo contó que la estación de servicio estaba muy concurrida al momento del crimen. "Estaba lleno de gente. En el surtidor más cerca de donde estaba el pibe muerto había una mujer con una nena de 3 o 4 años. En la puerta del bar de la estación había siete u ocho personas. Pudo haber sido un desastre", dijo el hombre.

"Pasaron las horas y no pude dejar de pensar en lo que vi", agregó. Entonces volvió sobre el hecho: "Yo venía despacio, el semáforo estaba en rojo y no había ningún auto adelante. Escuché una voz elevada e instintivamente miré. Se escuchó un ruido pero no me di cuenta que era un disparo. El auto del que se baja el que tira estaba pegado, me tapó cuando el pibe cae, no lo veo en el piso pero veo al otro que apunta y tira", sumó. Después, la imagen imborrable: "El loco quedó tirado, le salía sangre de la cabeza a dos manos. La gente asustada se quedó paralizada, nadie se le acercó".

>>Leer más: Crímenes en Rosario: "Pagamos las consecuencias de haber dejado instalar una dinámica criminal"

Casa baleada en julio

El 12 de julio pasado una casa de Cachi al 1500 bis fue blanco de una de las tantas balaceras registradas semanalmente en Rosario. En ese momento una mujer que habita la vivienda llamó a la policía después de escuchar una serie de disparos y ver que los balazos habían impactado en el frente de su casa.

En la zona del hecho se levantaron 9 vainas servidas calibre 40 y la policía supo que el ataque se había efectuado desde un Ford Focus gris o negro. Con los días el hecho pasó como uno más, se perdió en la dinámica propia de la violencia callejera que tapa un caso con otro más reciente o más grave.

Luego del asesinato de Rodríguez este lunes la balacera contra su casa de hace poco menos de dos meses parece darle contexto al crimen. Fuentes judiciales indican que la víctima estaba vinculada a "una banda muy activa" que está siendo investigada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario