Mensaje mafioso

Silberstein aseguró que el narcotráfico lanzó una "política de terror" contra los jueces

El ministro de Justicia aseguró que el crimen organizado, al verse acorralado, busca paralizar las acciones del Estado. "Las políticas del terror demuestran que estamos golpeando donde más les duele", disparó.

Miércoles 27 de Junio de 2018

El ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, aseguró que los atentados que sufrieron las viviendas de magistrados y sus familiares son "una política de terror" que puso en marcha el narcotráfico porque "está acorralado" y cuestionó la decisión del juez Ismael Manfrín de excusarse en las causas vinculadas con Los Monos.
Manfín fue blanco de intimidaciones cuando dos casas en las que había vivido fueron baleadas en Rosario. Después, también recibió una ráfaga de ametralladora la vivienda del padre del juez Juan Carlos Vienna, quien tuvo a su cargo la instrucción de la causa por asociación ilícita por la que fueron condenados los líderes del clan Cantero.

"La política del terror no son sólo los balazos", señaló Silberstein en declaraciones al diario El Litoral, y agregó: "Esto está estudiado. Se usa el terror como instrumento político. Busca el miedo; el miedo es asustar a jueces y fiscales. Intimidarlos para que no puedan actuar. Paralizarlos, esto lo ha hecho la mafia en Italia".
"Hay que garantizar la seguridad de jueces y fiscales, y ellos tienen que empezar a resolver los casos del crimen organizado"
Asimismo, aseguró que el terror también genera "políticas de división", y añadió: "Busca fisurar las relaciones de poder entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Por eso hay que buscar políticas de mayor coordinación; garantizar desde el Ejecutivo la seguridad de jueces y fiscales para lo cual nos hemos reunido, y no terminar discutiendo públicamente determinadas situaciones".

Si bien aclaró que no considera que Manfrín "haya cedido demasiado rápido", Silberstein afirmó que considera que el apartamiento del magistrado es producto de la "política de terror" que puso en marcha en Santa Fe el crimen organizado que al desbaratarse la banda narco Los Monos sintió que sus negocios sucios estaban siendo amenazados por la acción del Estado.
"No digo que haya cedido demasiado rápido", aclaró Silberstein, en relación con la decisión del titular del tribunal que condenó a Los Monos,
y agregó: "Lo que sí creo es que quienes asumimos cargos en esta época tan especial del mundo donde hasta hay jueces que por el terrorismo internacional saben que están sujetos a atentados, tenemos que correr riesgos".
"Hay que garantizar la seguridad de jueces y fiscales, y ellos tienen que empezar a resolver los casos del crimen organizado. Tenemos que hablar menos y hacer más", admitió el ministro de Justicia santafesino, y aclaró que los atentados contra miembros de la Justicia demuestran que la lucha contra el narcotráfico les está "golpeando donde más les duele".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario