Policiales

Reclamo de justicia por el brutal crimen de una niña en Villa Banana

Allegados de Pamela Gómez se manifestaron ayer por la balacera del jueves a la noche en la que además fueron heridos otros dos chicos.

Martes 09 de Abril de 2019

Familiares y vecinos de Pamela Soledad Gómez, la adolescente de 13 años asesinada la noche del jueves pasado en una violenta balacera en Villa Banana, marcharon ayer a la mañana hasta el Centro de Justicia Penal (CJP) para reclamar justicia por el violento episodio en el que además resultaron heridos otros dos niños. En ese marco la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro, a cargo de la investigación, se entrevistó con familiares y otros testigos del hecho para tomarles declaración.

En ese contexto señalaron que el sábado hubo otra balacera similar en el barrio, mientras remarcaban la incertidumbre en torno a la posibilidad de que uno de los chicos baleados no pueda volver a caminar. "Ahora y siempre vamos a pedir justicia: hasta que los delincuentes que mataron a mi sobrina estén presos; hasta que saquen a los traficantes de Villa Banana", se escuchó decir a Yanina, una de las tías de Soledad.

Balazos

Cerca de las 23 del jueves pasado un grupo de chicos jugaba en un ancho pasillo que serpentea entre las calles Lima y Pascual Rosas al 2700 cuando aparecieron dos pibes y comenzaron a disparar contra el grupo. "Se escucharon como 30 balazos", comentaron los vecinos.

Soledad, que este mes iba a cumplir 14 años, recibió un balazo letal en la espalda. Otra nena de su misma edad, Celeste, fue rozada por un proyectil en la cara y debió recibir veinte puntos de sutura. Y un chico de 14 llamado Kevin recibió un impacto en la zona de la cintura que le afectó varios órganos y si bien se está recuperando, según comentaba ayer su madre en la marcha, aún no se sabe si podrá volver a caminar.

"Los que dispararon estaban buscando a dos pibes de la banda de «Los cuatreritos» pero estos chicos no tenían nada que ver", contaba al día siguiente un habitante del vecindario donde se expresaba la indignación contra una ambulancia "que nunca llegó" y la policía que apareció en la escena "tres horas más tarde", según denunciaron entonces.

Cosa de todos los días

Esas quejas y reclamos volvieron a escucharse ayer en una manifestación que comenzó en inmediaciones de Lima y 27 de Febrero, desde donde vecinos y familiares de los niños heridos caminaron hasta la sede del CJP de Sarmiento y Virasoro, donde desplegaron pancartas, bombos y tambores. "Justicia por Pamela", "Basta de matar inocentes", "Ni una Pame más" se podía leer en los carteles hechos a mano, algunos con una foto de la niña.

Unos treinta familiares y allegados de los niños heridos se apostaron frente al edificio judicial mientras los padres de Pamela y algunos testigos ingresaron para conversar con la fiscal. Al reclamo por el hecho puntual agregaban los datos del contexto general. "Hubo una balacera nueva en la canchita y nos echaron la culpa a nosotros. Están aprovechando la ocasión los traficantes para enfrentarse", comentaba a la prensa Yanina mientras la madre de Kevin decía que su hijo está mejor pero "hay que ver si vuelve a caminar".

"Marchamos para pedir justicia por mi sobrina y para que se terminen las balaceras que son cosas de todos los días. Esto es algo normal en villa Banana, todos los días a cualquier hora. Vos estás sentado tomando mate y empiezan los tiros", dijo otra tía de Soledad, Lucrecia, a La Ocho. "No sé por qué lo hacen, si es por diversión o qué. Pero si tienen problemas con alguien deberían resolverlos en vez de ir a tirar así", agregó la mujer mientras ratificaba las quejas contra la policía que "escucha los tiros y no aparece".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario