Policiales

Pullaro remarcó que "Guille" Cantero no debía tener celulares

El ministro de Seguridad cruzó a su par nacional, Patricia Bullrich, quien el jueves dijo que se hallaron tres teléfonos en poder del ex líder de Los Monos.

Sábado 04 de Mayo de 2019

El ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, dijo que desde que se conoció la imputación a Ariel Máximo "Guille" Cantero como autor intelectual de siete de los 14 ataques a edificios y viviendas vinculadas a funcionarios judiciales ligados a la investigación a Los Monos, en octubre de 2018, entendió que el Servicio Penitenciario Federal donde está alojado el ex líder de la banda de barrio Las Flores había extremado las medidas de seguridad para que no pudiera seguir dirigiendo operaciones criminales desde la cárcel.

"Nunca imaginamos que no le habían sacado los teléfonos celulares", aseguró Pullaro a La Capital un día después de que su par nacional, Patricia Bullrich, desembarcara en Rosario para presentar el denominado "Operativo contrafuego" en el que se demoró a 19 personas y se incautaron 22 armas en el marco de la misma pesquisa por la cual la Justicia santafesina imputó y dictó la prisión preventiva a una decena de sospechosos hace siete meses.

Un pedido exclusivo

El funcionario provincial señaló que luego de conocerse la acusación en octubre del año pasado pidió a la propia ministra Bullrich que "Guille" Cantero "estuviera preso bajo máximas medidas de seguridad, ya que se trata de un recluso de «alto perfil», pero no sabemos porqué no se hizo".

Tras los allanamientos del jueves, Bullrich dijo que el procedimiento tuvo como punto de partida la detención de Daniel "Chulo" Olivera, ocurrida en febrero pasado. La titular de Seguridad nacional explicó que "«Chulo» es el jefe territorial de esta organización cuyo líder es «Guille» Cantero. Acabamos de allanar su celda (en la cárcel de Ezeiza) y encontramos tres teléfonos celulares. Nosotros sabíamos que esos teléfonos estaban allí, pero todo era parte de la investigación".

"Ahora Cantero está incomunicado y será indagado por esta nueva causa que es haber dirigido de manera directa, a través de «Chulo», una asociación ilícita cuyo objetivo era amedrentar para que la Justicia y sus instituciones hicieran su trabajo", añadió la ministra nacional.

"Eso pedí, que a Cantero lo pusieran en un lugar de alto perfil ¿Por qué no lo hicieron antes? No lo sé", dijo Pullaro. En ese sentido, el ministro comentó que "desde las imputaciones en adelante pedimos que se los traslade (a Cantero y otros miembros de la banda de Los Monos) a un lugar de presos de alto perfil porque entendíamos que seguían cometiendo delitos. Lo que no nos imaginábamos es que tenían celulares y que se los dejaba seguir operando porque había una investigación en curso. Nunca imaginamos que no les habían sacado los celulares".

Lo que se sabía

Pullaro aclaró que en función de las imputaciones del 20 de octubre del año pasado quedó claro que "Guille" Cantero tenía celulares, y detalló: "Los fiscales imputaron a partir de comunicaciones que había tenido con Lucía Uboldi, entre otros, desde la cárcel de Ezeiza. Eso no lo desconocíamos. Desde ese momento se pidió que se lo trasladase a un pabellón de alto perfil en función de los delitos que había cometido".

Y agregó: "Yo entendí que a partir de allí los controles iban a ser mayores. No es sencillo que no nos metan celulares en las cárceles. Lo que sí puede tener uno es un régimen especial sobre una población determinada, que pertenece a organizaciones criminales complejas, y tener controles mayores, que es lo que tenemos en Santa Fe. Eso pedí, que a Cantero lo pusieran en un lugar de alto perfil".

Otras sospechas

"Cuando los primeros días de marzo mataron a Eduardo Cisneros (el suegro de Luis «Pollo» Bassi, baleado junto a su compañera el 1º de marzo en Isola al 300 bis), y secuestraron en su casa de Tablada y luego asesinaron a Fabián Eduardo Chamorro (quien apareció sin vida el 6 de marzo a la vera de la autopista Rosario-Buenos Aires), presumíamos que todo podía tener relación con ese grupo criminal. La realidad es que entendíamos que debería haber habido un resguardo mayor con esos detenidos", explicó Pullaro.

"Nosotros si en el medio de una investigación advertimos que hay un teléfono en un pabellón metemos 200 requisas hasta que lo encontramos. Pero cuando descubrís que un preso está operando desde adentro, uno tiene que ser más exhaustivo. Y nuestra preocupación era esa", agregó el funcionario.

No obstante, aclaró que su análisis parte "de la buena fe de la ministra (Bullrich) aunque nos llama la atención que afirme que «Guille» tenga teléfonos y no se los secuestraban"; y también dijo que nunca querría hacerle daño a la administración provincial. Pero indicó que "algo falló" si mientras quería investigar a las bandas delictivas se los dejó seguir usando los teléfonos celulares.

"Además quiero dejar en claro una cosa, el Servicio Penitenciario no depende de Bullrich, sino del ministro de Justicia de la Nación. Acá en Santa Fe sí depende de mí. Entonces tampoco sé si ella puede meter 50 requisas en la provincia por un caso que no corresponde a su área. A lo mejor ella lo pidió y fue otra la decisión política", redondeó.

Pullaro dijo que cree en la buena fe de su par

nacional pero le llama la atención que Cantero haya tenido teléfonos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});